Baja California | 06 de Enero de 2017

Foto Jorge Heras/Archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Julieta Martínez

Tijuana, 6 de enero.- Baja California estaría en condiciones de bajar el precio de las gasolinas si comprara el combustible de forma directa y tasara los impuestos propios en el estado, afirmó el gobernador, Francisco Vega de Lamadrid. 

Fue una respuesta al planteamiento que hizo el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, en el sentido de que es la única forma en que se reduciría el precio de los carburantes pues no habrá marchas atrás a la liberación impuesta por el gobierno federal. 

"Si en el estado pudiéramos comprar directa la gasolina, claro que sí, pero tenemos que recordar que muchas de las participaciones federales provienen del consumo de las gasolinas y estas se distribuyen en los estados y municipios", dijo. 

Consideró que es un tema "muy difícil que creo no van a aceptar" pues su propuesta no incluiría que Baja California comprara el combustible a un precio fijo, y el planteamiento de Meade señala que un ajuste en los precios  por parte de los estados tendría que ser con cargo a las participaciones que reciben. 

Vega de Lamadrid anunció que gobernadores de la Conago se reunirán con Meade en la Ciudad de México para plantear la situación y el impacto del alza de las gasolinas en cada estado. 

Informó que por parte de esta frontera se pedirán condiciones que permitan competir con el sur de California como la homologación de precios de las gasolinas, entre otros planteamientos. 

Este viernes se reunió con empresarios gasolineros que le presentaron un panorama de la situación para llevar más argumentos a la Ciudad de México. 

Respecto a los bloqueos a la planta de Petróleos Mexicanos en Playas de Rosarito, Vega de Lamadrid afirmó que entiende el descontento social por las afectaciones a la economía, pero no está de acuerdo en que se afecte a terceras personas. 

En ese sentido advirtió que el estado apoyará la acciones del gobierno federal para garantizar el abasto de combustible y no trastocar las actividades de población y los diferentes sectores.

Aseguró que él mismo se siente "muy preocupado" de las repercusiones que provocará el aumento, pero su opción es pedir que se reconsidere la medida, con argumentos. 

El gobernador informó que las más de 30 pipas que pudieron salir de las instalaciones de Pemex la mañana de este viernes surtieron el aeropuerto y algunas gasolineras, pero si el bloqueo continúa, el problema de desabasto no se resolverá.

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?