Baja California | 05 de Diciembre de 2017

Los diputados Bernardo Padilla y Alejandro Arregui, en sesión extraordinaria del Congreso de Baja California, el pasado 1 de diciembre. Foto Luis Arellano/Archivo

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 5 de diciembre.- La diputada paista Iraís Vázquez Aguiar dio a conocer en un medio de comunicacion local que la votación en Congreso del Estado en la que se aprobó el Dictamen 95 sobre el proyecto de APP,  no fue un "albazo" de Acción Nacional, dado que los coordinadores de los otros partidos ya sabían que antes del primero de diciembre se decidiría sobre el mismo.

En una entrevista otorgada al noticiario de Uniradioinforma, conducido por los periodistas David Mejía y Ana Patricia Valay, la legisladora argumentó que además de que la Ley Orgánica del Congreso establece que el presidente del mismo puede citar a sesión extraordinaria en cualquier momento, en un acuerdo político se estipuló que para el primero de diciembre ya deberían haber sido discutidos y votados dictámenes como el 95, para que la XXII Legislatura pudiera pasar a las comparecencias del proceso presupuestal de los municipios.

Aunque en principio Vázquez Aguiar reconoció que al finalizar la sesión en la que se cambió la Mesa Directiva, la madrugada del primero de diciembre, personalmente le habían adelantado que en unas horas se llevaría a cabo la sesión extraordinaria en la que votarían el Dictamen 95, ante la insistencia de la conductora Ana Patricipa Valay reveló que el resto de los diputados también lo sabía.

"Todos ya sabíamos. Los coordinadores de las secciones ya sabían. Fue un tema consensado, se conocía. Públicamente se conocía [...] (Los diputados de oposición) sabían desde hace meses, se había estado platicando, sabían sobre la fecha del primero de diciembre. Había incluso el acuerdo político de que cuando la mesa directiva cambiara, pudiéramos ya transitar a atender estos temas, que era preciso tener ahora sí que aclarados o votados, este tipo de dictámenes, para efecto de poder iniciar con el proceso de presupuestación", expuso Vázquez 

La diputada también aclaró que las Asociaciones Público Privadas para las desaladoras en Baja California se aprobaron desde diciembre de 2016, con los votos de los diputados priistas a favor, entre ellos el de Bernardo Padilla Muñoz.

Dijo que el dictamen que se avaló el viernes primero de diciembre pasado, se refiere a cuestiones de financiamiento de las APP previamente consentidas por la mayoría de los asambleístas estatales, documento al que la Legislatura tuvo acceso desde hacía tres meses para su análisis.

"El asunto tiene más de tres meses; es un dictamen que tiene que ver con financiamiento, con la modificacián de montos, pagos; tiene que ver con plazos, aclarar cuál es la fuente de pagos sobre esa aprobación que ya dimos hace un año. El 19 de diciembre pasado, fue aprobado esa... esas desaladoras, ese compromiso de pago del Gobierno del Estado. Se aprobaron a favor de la fracción del PRI, votados a favor de diferentes diputados, fueron alrededor de 21 diputados los que votaron a favor, una se abstuvo y tres votaron en contra", dijo. 

Por su parte, el diputado Padilla también entrevistado durante el mismo programa, reconoció que legalmente el presidente del Congreso puede convocar a sesión en cualquier momento, pero sostuvo que "Sí hubo madruguete", pues el acto de votación fue ventajoso para los legisladores panistas y la forma en que convocaron a sesión evidencia que pretendían deliberadamente que los diputados que votarían en contra, no llegaran.

"Sí es muy engañoso porque, cómo es posible que solo los diputados del PAN, solo los diputados del PAN, si tu ves el video, estaban vestidos, peinados, arreglados y estaban a las ocho y media. A mí me comentaron los guardias de seguridad del Congreso que desde las ocho y media ya estaban en el Congreso y físicamente habían recibido con 15 minutos la notificacion. Pues bueno, mi reconocimiento a los diputados por ser más rápidos que Flash Gordon", expresó en tono sarcástico Padilla.

Dijo además que, en el entendido de que hay diputados de otros municipios, se acostumbra que la Junta de Coordinación Política o la Presidencia del Congreio les notifique con tiempo de la realización alguna sesión, para darles oportunidad a llegar del lugar donde se encuentren.

"Con toda claridad es ahí donde se ve el madruguete, las ganas de engañar, las ganas de, físicamente, que no estén presente los demás diputados", para aprobar el dictamen del gobernador Francisco Vega de Lamadrid, señaló.

"Se necesitaba quórum. Con los 13 diputados del PAN, con los 13, era suficiente para sesionar. De ese quórum, de los presentes, se necesitaban dos terceras partes de los votos para aprobar el dictamen 95. ¿Qué quiere decir eso? Entre más diputados hubiera, mas votos necesitaban (a favor) y ponían en riesgo que no se aprobara el dictamen. Es decir, si hubiesen estado los 25 diputados, te puedo decir con toda claridad que no pasaba el dictamen. Es ahí el meollo jurídico".

Dijo finalmente, que los integrantes de la bancada priista en el Congreso del Estado intentarán impugnar la decisión con un recurso que requiere la participación del resto de los diputados de oposición.

"Nosotros haremos lo pertinente presentando los recursos. Hay un recurso que tenemos que con el 30 por ciento de los diputados puedes impugnar un acto propio del Congreso. Es decir, si nueve diputados del Congreso damos la lucha, presentamos esta impuganción, tendremos la oportunidad de darle reversa, ajeno a otros instrumentos para poder frenar, o darle la vuelta o nulificar por completo el acto realizado este viernes", concluyó.

El pasado primero de diciembre, la presidencia del Congreso del Estado que encabeza el diputado Raúl Castañeda Pomposo, de manera inusual, citó a una sesión extraordinaria de la XXII Legislatura, en la que se votaría el Dictamen 95 sobre la desaladora en Playas de Rosarito.

Diputados de oposición, llamados con media hora de anticipación, llegaron tarde o no llegaron al recinto legislativo en Mexicali, por lo que el Dictamen fue aprobado con 12 votos a favor de Acción Nacional -Miguel Osuna Millán votó en contra-, uno del Partido Revolucionario Institucional y dos del PRI en contra.