cultura | 05 de Diciembre de 2017

Escena de Carmen, en la versión de la compañía de Eslovaquia que realiza una gira mundial con esa historia de amor, con música de Georges Bizet Foto Cortesía | Cenart

Por

Por 

Ángel Vargas, La Jornada

Ciudad de México, 5 de diciembre.- Como parte de su gira mundial, la compañía Slovak Dance Theatre, de Eslovaquia, escenificó en el Centro Nacional de las Artes (Cenart) su versión de Carmen, la conocida historia de amor con final trágico entre la provocativa gitana andaluza y el ingenuo soldado don José.

Con duración de 50 minutos, esa coreografía de Ján ëurovãík, estrenada en 2010, se apega a la obra del escritor Prosper Mérimée y la adaptación operística de Georges Bizet, aunque se distingue por incluir elementos del folclor de esa nación europea.

“El montaje se presenta en forma de ‘teatro total’, en el que la emoción está medida por la unión de danza, música y expresión dramática guardando respeto por la obra original”, según describió ëurovãík, quien desde 2005 es director artístico de esa compañía.

Sensualidad, deseo y perdición

La de Slovak Dance Theatre, que actuó el sábado pasado en el Cenart, es una Carmen que encarna la sensualidad, el deseo, pero también la perdición, una mujer seductora cuyos influjos y belleza enloquecen a los hombres y que a la postre costará la vida a ella.

En términos coreográficos es una propuesta contemporánea sustentada en un derroche físico, con evoluciones de intensa fuerza y sincronía entre ocho bailarines que raya en la perfección.

Situaciones de ritmo vertiginoso se intercalan con momentos íntimos, lo que suscitó azoro y emotividad entre el público en el teatro Raúl Flores Canelo.

Los personajes están ubicados fuera de un tiempo y un lugar específicos, con escenografía minimalista integrada por tres muros blancos al fondo, mientras el vestuario evoca elementos de origen oriental en color y diseño.

La iluminación acentúa el aspecto dramático de las acciones, al mantenerse apenas por encima de la penumbra durante casi toda la puesta, algo que confiere un halo onírico o fantasmagórico a la obra.

La música es una reinterpretación resumida y contemporánea de la partitura original de Bizet.

Esta versión de Carmen representa la unión de dos mundos: uno libertino y otro conservador, puestos en tensión constante a través de la casi impúdica sensualidad de la gitana andaluza y la angustiosa y al final imposible resistencia de don José por no sucumbir ante esos encantos.

Desde su estreno, esta Carmen ha sido presentada de manera exitosa en varios lugares del planeta, incluidas las ciudades de Londres, Quebec, Pekín y Roma. En el otoño de este año, la producción emprendió nueva gira la que, además del teatro Flores Canelo, se ha montado en los teatros nacionales de Croacia y de Serbia, así como en el Aleksanterin Teatteri, en Helsinki.

Fundada en 1997 y desde su origen dentro de la línea independiente, Slovak Dance Theatre (antes Bratislava Dance Theatre) es la compañía de danza-teatro contemporánea más exitosa de Eslovaquia.

Su repertorio incluye obras que fusionan elementos de música, danza y arte dramático. Destacan Romeo y JulietaBoleroThe Firebird (El pájaro de fuego) LabuÈko (inspirada en El lago de los cisnes).