Baja California | 05 de Diciembre de 2015

La paraestatal solicitó al Congreso recursos por mil 200 millones de pesos para pago de nómina y otros pendientes, y solo 10 % para saldar la deuda, afirmó el director, Francisco Javier Paredes. Foto Jorge Heras

Por

Por 

Jorge Heras

Mexicali, 5 de diciembre.- La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali enfrentará en 2016 la cartera vencida que asciende a 731 millones de pesos y el déficit en la operatividad administrativa interna que oscila entre los 80 millones de pesos, aseveró el director de la paraestatal, Francisco Javier Paredes Rodríguez.

El funcionario estatal indicó que el rezago en el pago del consumo de agua en la capital del estado tiene muchos años e involucra tanto a las viviendas como a comercios, instituciones educativas y dependencias de gobierno municipal y federal.

Reveló que los adeudos en la tarifa doméstica representan el principal problema de la cartera vencida pues hasta octubre de este año llegó a la cantidad de 304 millones 700 mil pesos, mientras que la tarifa comercial presenta un rezago de 87 millones de pesos.

Aunado a esto, indicó, el Ayuntamiento de Mexicali tiene deudas por 82 millones 900 mil pesos; la Universidad Autónoma de Baja California debe 70 millones 200 mil pesos; por cuestión de obras diversas del gobierno estatal y empresas locales se deben 174 millones, y el gobierno federal tiene un rezago de 12 millones 800 mil pesos.

Sobre el déficit que existe en la administración de la CESPM, Paredes Rodríguez señaló que actualmente el problema gira en torno a 80 millones de pesos que debe de pagarse a la brevedad.

Para atender las problemáticas y cumplir con la operatividad de la paraestatal, la dirección de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de este municipio solicitó al Congreso local recursos para el 2016 del orden de mil 200 millones de pesos, los cuales no representan ningún aumento de lo ejercido en el presente año fiscal.

Sin embargo, según expuso el director Francisco Javier Paredes a los legisladores, el dinero solicitado será destinado en un 50 por ciento al pago de nómina, 20 por ciento a pago de materiales, 20 por ciento a pago de personal y sólo el 10 por ciento del recurso se dirigirá al saldar la deuda.