méxico | 05 de Octubre de 2017

Los encargados de inaugurar la Estancia Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima de San Felipe, fueron el secretario de Marina (Semar), Vidal Francisco Soberón Sanz, y el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Samarnat), Rafael Pacchiano Alamán, además del gobernador de Baja California Francisco Vega de Lamadrid. Foto Luis Arellano

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 5 de octubre.- Con la utilización de cinco delfines adiestrados, el gobierno de México emprendió la última oportunidad para evitar la extinción de la vaquita marina, especie endémica del Alto Golfo de California.

La encomienda de los delfines es hacer que las vaquitas marinas entren a un perímetro que está cercado y en el centro una unidad flotante con presencia de investigadores de varios países. 

A dos años y medio de que el gobierno federal implementara una veda total en el Alto Golfo de California, la población de la vaquita marina se estima en apenas 30 ejemplares.

La principal amenaza de este mamífero cetáceo es la pesca ilegal de la totoaba, cuyo buche llega de contrabando al mercado de Estados Unidos y al asiático.

Los encargados de inaugurar la Estancia Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima de San Felipe, fueron el secretario de Marina (Semar), Vidal Francisco Soberón Sanz, y el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Samarnat), Rafael Pacchiano Alamán, además del gobernador de Baja California Francisco Vega de Lamadrid.

El proyecto de rescate a la vaquita no tiene precedente en el mundo y empezó hace dos años y medio al detener la pesca total en la zona, relató el secretario del Medio Ambiente.

Aseguró que en unos meses, los pescadores locales podrán salir al mar con nuevas artes de captura que el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) definió para la zona, mismas que no pondrán en riesgo a la especie protegida.

El secretario federal destacó la presencia inusitada de embarcaciones de la marina en el Golfo de Santa Clara y el puerto de San Felipe, incluso con aeronaves no tripuladas.

“El último paso de la estrategia de conservación de la vaquita marina consiste en garantizar que las vaquitas que todavía existen podamos tenerlas, podamos controlarlas y podamos poner un programa de reproducción asistida”, dijo Pacchiano Alamán.

El proyecto con delfines denominado vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación de vaquita marina), fue posible debido a que la marina mexicana se puso en contacto con su similar de Estados Unidos que son los dueños de los delfines adiestrados, refirió el titular de Semarnat

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?