Baja California | 05 de Julio de 2015

El Doctor Horacio de la Cueva, Biólogo, explica a los asistentes al XV Taller de Ciencia para Jóvenes, diversos fenómenos asociados al ambiente marino. Foto Edgar Lima

Por

Por 

Javier Cruz

Ensenada, 5 de julio.- Este día cerró de manera oficial el programa del “Taller de Ciencia para Jóvenes” que organizan tres instituciones de Educación Superior y que incluyó la visita de 40 bachilleres a las instalaciones del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) en la Sierra de San Pedro Mártir, pero continúan las actividades del programa “Veranos de la Investigación Científica” que patrocina la Academia Mexicana de Ciencias del 29 de junio al 22 de agosto.

“El propósito principal de estas actividades es que la juventud tenga la posibilidad de trabajar de manera cercana con investigadores, técnicos y estudiantes de posgrado, en temas asociados a las investigaciones actuales […] que tengan una oportunidad de probar la ciencia, familiarizarse con la investigación y sus líneas”, mencionó el doctor Jesús Favela, director de Estudios de Posgrado del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese).

Agregó que también está la meta de mediano plazo de incrementar el número de científicos capacitados en México y despertar una vocación hacia la ciencia en las nuevas generaciones.

El científico informó que al Cicese llegaron 37 estudiantes para conocer de cerca las áreas de Ciencias de la Tierra, particularmente los estudios geofísicos, geológicos y sismológicos, así como el área biomédica, para trabajar en investigaciones asociadas a cáncer y tuberculosis; oceanografía física y telecomunicaciones.

Los 33 alumnos que participan en esta estancia de verano en Ensenada provienen de Tijuana y Mexicali, así como de los estados de Tabasco, Sinaloa, Durango, Michoacán, Querétaro, Guerrero, México, Quintana Roo, Baja California Sur, Tamaulipas y el Distrito Federal; en tanto cuatro más tendrán su estadía en el Cicese, Unidad La Paz.

Favela comentó que, aproximadamente, el 20 por ciento de los universitarios participantes en las estancias de Verano de la Investigación han regresado a estudiar un posgrado en el Cicese, debido a que ha sido una unidad receptora de estos programas desde hace 25 años.

“A diferencia de las prácticas de nivel licenciatura donde la interacción maestro-alumno tiende a ser unidireccional, en el posgrado del Cicese esta relación se basa en la interacción de pares”, refirió.

Los veranos de investigación científica son organizados por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), que cumple 25 años en esta labor. Asimismo por el Programa Delfín, dirigido por la Universidad de Nayarit, y el Programa Jaguar, de la Universidad Autónoma de Yucatán. Los tres programas brindan becas de apoyo para solventar gastos durante la estancia de verano.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?