Baja California | 05 de Julio de 2015

Mary, deportada de Caléxico, recoge sus enseres después de un día de trabajo como limpiadora de carros. Foto Edgar Lima

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 5 de julio.- Todavía no existe un pleno reconocimiento de los derechos de las mujeres en México, por ello, más de la mitad de la población femenina del país es discriminada, de acuerdo con los resultados del más reciente reporte sobre discriminación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

La subdirectora de Divulgación y Comunicación Social de Conapred, Valeria Berumen Ornelas, detalló en su visita por Tijuana, que el trabajo de análisis duró alrededor de 10 años, para reflejar un mapa actual del país en cuando a la discriminación y cómo ha cambiado, pero según lo detectado, las mujeres siguen siendo uno de los grupos más vulnerables.

“Yo te puedo decir que, si bien no se puede contabilizar con la precisión de un indicador certero porque influyen muchos factores, pero la población que pudiera ser más discriminada es más de la mitad de la población, que son las mujeres”, advirtió.

Berumen Ornelas señaló que de acuerdo con los resultados, de los cuatro indicadores que fueron analizados en el trabajo, las mujeres salieron por debajo de los hombres en todos: educación, salud, alimentación y economía. Para ella, la razón es que, a pesar de los avances en igualdad de género, “la condición de ser mujer ya te deja en desventaja”.

Aunque, dice, el Estado mexicano ha tenido avances en la creación de leyes y la aplicación de políticas públicas que cierren la brecha de desigualdad, convertirlas en acciones ha sido un reto que a la fecha se queda a medias, porque los actos de discriminación todavía existen.

Uno de los problemas, explica, es que los recursos que supuestamente fueron creados para la creación de talleres y proyectos de concientización, no han sido distribuidos correctamente. Es decir, los fondos están en manos del gobierno federal, pero no llegan necesariamente a los municipios, que es donde se tiene el contacto directo con la población.

Para erradicar las condiciones de discriminación contra las mujeres, dice Berumen Ornelas, más que la creación de un marco legal, hace falta pasar del discurso a las acciones, porque “es cierto que hay avances, en los discursos vemos que se reconocen los derechos de las mujeres, pero lo que no vemos es que ese otro sector de la población renuncie a sus privilegio y quiera compartirlos. Es como decir: 'Claro que reconozco que la población gay tiene derechos, pero no pueden casarse ni adoptar hijos'”.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?