méxico | 05 de Junio de 2018

En Ixmiquilpan, Hidalgo, Andrés Manuel López Obrador aseguró que irá a la reunión con empresarios, porque estamos construyendo una democracia Foto La Jornada

Por

Por 

Juan Ricardo Montoya, Corresponsal La Jornada
Ixmiquilpan, Hgo. 5 de junio.- El candidato presidencial de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, anunció en Hidalgo que en la reunión de este martes con los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios les informaré de manera directa lo que se va a hacer en el gobierno para que ellos puedan aclarar sus dudas y yo responderles para que no haya malos entendidos.

El abanderado de los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social, calificó de acto arbitrario la determinación del Gobierno de Ciudad de México de negarle el permiso para utilizar la explanada del Zócalo capitalino para realizar el cierre de su campaña.

En cuanto al encuentro con los empresarios, dijo que lo mejor es que haya diálogo y yo acepté la invitación. Somos libres, nosotros estamos luchando para que haya en México una auténtica democracia, no estamos construyendo una dictadura, sostuvo.

Destacó lo bueno de tener puntos de vista diferentes, porque eso es la democracia, es pluralidad, no es pensamiento único. Si ellos tienen otra manera de ver el desarrollo o los problemas de México, los grandes problemas y sus soluciones, pues qué bien, yo ya tengo un diagnóstico de lo que le pasa a la nación y qué es lo que se necesita, cuál es el remedio, explicó.

Interrogado por los reporteros sobre si no prevé un encuentro complicado con los empresarios Claudio X. González, Alberto Baillères, Alejandro Ramírez, entre otros, el tabasqueño respondió ¿cuál es el problema?, nada. Somos libres al momento que ellos expongan sus motivos, sus razones, yo voy a dar respuesta, insistió.

Le preguntaron si ofrecerá una disculpa por llamarlos traficantes de influencias, y contestó que tiene pruebas de sus dichos, porque no acusa sin pruebas.

Sobre las advertencias de que saldrán capitales del país si él gana los comicios, el aspirante presidencial indicó que eso no funciona. Los que manejan el mercado financiero son muy inteligentes, saben que va a crecer la economía con nosotros, va a haber más confianza, porque se va a acabar con la corrupción.

Por lo que hace a la negativa del gobierno de Ciudad de México de no autorizar utilizar la explanada del Zócalo para su cierre de campaña, López Obrador dijo que no se peleará con nadie y buscará otro espacio para concluir sus actos proselitistas.

Inquirido sobre los bloqueos de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en la capital del país comentó que es un asunto que maneja su contrincante priísta José Antonio Meade. A la pregunta de ¿si dejaría que se hicieran todos estos bloqueos? el candidato contestó: amor y paz.

López Obrador recorrió ayer Ixmiquilpan, Actopan, Tulancingo y Tepeapulco.