diputados federales | 05 de Mayo de 2019

En 2016 el parque vehicular nacional aumentó 6.78 por ciento y sumó casi 43 millones de autos. Foto tomada de @ChevroletMexico

Por

Por 

Redacción
Ciudad de México, 5 de mayo.- La Comisión de Comunicaciones y Transportes analiza exhortar a las entidades federativas para que regulen y hagan obligatorio que los vehículos tengan un seguro que garantice a terceros el pago de daños en bienes y personas en caso de accidente vial. 

El grupo de trabajo en San Lázaro refirió que la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) sostiene que 72 por ciento de coches que circulan en el país no tienen cobertura, por lo que cubrir los gastos que se ocasionan en siniestros de tránsito puede derivar en el desequilibrio económico de los involucrados. 

En un punto de acuerdo promovido por la diputada Pilar Lozano Mac Donald (Movimiento Ciudadano), se expone que se estima que en México las lesiones, discapacidades y muertes por accidentes de tránsito cuestan más de 120 mil millones de pesos al año. 

Sólo en 2016 el parque vehicular nacional aumentó 6.78 por ciento y sumó casi 43 millones de autos, y la creciente cantidad también eleva el número de percances. En ese año, el valor de los siniestros ascendió a poco más de 52 mil millones de pesos, y únicamente 30 por ciento (15 mil 800 millones) fue cubierto por las aseguradoras. 

La legisladora adujo que según las estimaciones de AMIS, una indemnización por muerte oscila entre 300 mil hasta tres millones de pesos, por lo que un seguro se convierte en un buen respaldo para afrontar un gasto imprevisto derivado de estos siniestros. 

Agregó que el 27 de marzo de 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo 07/2014 de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por el que propietarios de vehículos deberán contratar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros en sus bienes y personas, y se fijó la protección mínima de 100 mil pesos para daños a personas, incluyendo lesiones o muerte, y 50 mil pesos para materiales. 

A partir del 1º de enero de 2019, los vehículos que transitan en vías, caminos y puentes federales deberán tener un seguro que garantice a terceros el pago de los daños que pudieran ocasionar en sus bienes y personas en caso de accidente vial.