Chihuahua | 05 de Marzo de 2017

En imagen de archivo, empleados de una maquiladora instalada en Ciudad Juárez, Chihuahua, se manifiestan frente a la empresa para exigir mejores sueldos y prestaciones, así como la reinstalación de trabajadores despedidos y para denunciar acosos laboral y sexual. Foto cortesía del Norte de Juárez

Por

Por 

Rubén Villalpando, corresponsal

Ciudad Juárez, 5 de marzo.- Alrededor de 600 obreros de la empresa maquiladora estadunidense Wrangler fueron despedidos este fin de semana de instalaciones ubicadas en los municipios de Aldama y Delicias.

Entre los trabajadores circuló la versión de que los ceses fueron resultado del "efecto Trump", pues por las políticas comerciales del nuevo presidente de Estados Unidos, los directivos de la empresa temen tener dificultades para exportar sus productos textiles al país vecino. Por lo pronto, se intentó solicitar información a la firma vía telefónica, pero sus directores se negaron a contestar.

Ante el cierre de la planta Wrangler Chihuahua en la cabecera municipal de Aldama, el gobierno estatal busca reacomodar a los empleados que quedaron sin trabajo en factorías ubicadas en Delicias y Meoqui.

La secretaria de Trabajo y Previsión Social de gobierno de Chihuahua, Ana Luisa Herrera Laso, afirmó que personal a su cargo "atestiguó que el proceso de liquidación de 300 empleados de la planta Aldama de Wrangler, y otra cantidad igual en el tercer turno de la Planta Delicias, se hiciera conforme a lo establecido en la ley sobre derechos laborales".

Los despidos comenzaron el viernes a las 6 de la madrugada, cuando representantes legales de Wrangler entregaron a los despedidos cheques de finiquito bajo vigilancia de autoridades estatales.

El 13 de febrero pasado, el diario The Wall Street Journal advirtió que la industria del algodón de Estados Unidos estaba en la cuerda floja por los planes de Trump, pues la tela de ese vegetal cultivado de Texas a las Carolinas se despacha a México, donde es cortado, cosido y ensamblado.

El rotativo sostuvo que alrededor de 40 por ciento de los pantalones de mezclilla para hombres y niños vendidos en Estados Unidos son importados de México, elaborados en plantas como Levi Strauss y VF Corporation, dueña de las marcas Lee y Wrangler.

Aproximadamente 400 trabajadores permanecen en la planta de Delicias y ellos mismos desconocen las causas del cierre en el tercer turno.

Los 300 despedidos de Wrangler en Delicias podrán ser contratados en la maquiladora IGP de Meoqui, resultado de una mesa de trabajo entre Ana Herrera y directivos de la empresa.

Los argumentos

La funcionaria estatal dijo que "lo que motivó el cierre de operaciones en Aldama fue que no se pudo conseguir el número suficiente de empleados que garantizaran la operación adecuada, pues la planta estaba proyectada para 500 empleos y llegar a 300 fue muy complicado", dichos que los obreros desmienten.

"Independientemente de la pérdida temporal de estos empleos, el gobierno del estado trabaja en atraer un nuevo proyecto laboral a Aldama. También, a través del Servicio Nacional de Empleo, se busca el reacomodo del personal desocupado y se le ofrece capacitación para iniciar un negocio, de ser ese su deseo", indicó la funcionaria.

"Personal del Servicio Nacional de Empleo está en Delicias y en Meoqui, buscando las vacantes posibles para reubicar a estas personas (cesadas) para que sufran el menor perjuicio posible", agregó. La secretaria de Trabajo resaltó que conforme a lo dialogado con la propia Wrangler, se descarta el cierre de más plantas en el estado y se buscará el reacomodo de los trabajadores despedidos.

Dijo que en el caso de Delicias, sólo tres de los 300 empleados afectados hicieron reclamaciones por el monto de sus liquidaciones, por lo que la Junta de Conciliación y Arbitraje de esa ciudad está al pendiente de atender a los inconformes, en caso de que soliciten asesoría.