mundo | 05 de Marzo de 2015

A inicios de semana, un video mostraba a miembros del EI destruyendo objetos antiguos del museo de Mosul, en la misma región
A inicios de semana, un video mostraba a miembros del EI destruyendo objetos antiguos del museo de Mosul, en la misma región Foto AP

Por

Por 

AP

Bagdad, 5 de marzo.- Militantes del Estado Islámico demolieron la antigua zona arqueológica de Nimrud, cerca de la ciudad norteña de Mosul, usando vehículos militares, denunció el gobierno iraquí.

Un comunicado del Ministro de Turismo y Antigüedades de Irak no indica la extensión del daño y se limitó a señalar que el grupo continúa "desafiando la voluntad del mundo y el sentir de la humanidad" con su más reciente acto.

Nimrud fue una ciudad asiria fundada en el siglo XIII a. C. y actualmente es una zona arqueológica ubicada junto al río Tigris y al sur de la segunda ciudad más grande de Irak, Mosul, que en junio fue tomada por el grupo Estado Islámico. Los extremistas, que controlan un tercio de Irak y Siria, han atacado otros sitios arqueológicos y religiosos, afirmando que promueven la apostasía.

A inicios de semana sitios de internet de militantes publicaron un video que mostraba a combatientes del grupo Estado Islámico destruyendo con mazos de hierro objetos antiguos en el museo de Mosul, lo que detonó indignación a nivel mundial.

El año pasado, los militantes destruyeron la mezquita del profeta Jonás y la mezquita del profeta Jirjis, dos santuarios antiguos en Mosul. También amenazaron con destruir el minarete inclinado de Mosul de 850 años, pero los habitantes rodearon la estructura, evitando el paso de los militantes.

El museo nacional de Irak en Bagdad abrió sus puertas al público la semana pasada por primera vez en 12 años en una medida que el primer ministro Haider al-Abadi dijo era para desafiar los esfuerzos "por destruir la herencia de la humanidad y la civilización de Irak".

El grupo Estado Islámico ha impuesto una severa y violenta versión de la ley islámica en los territorios que controla y ha aterrorizado a las minorías religiosas. Ha publicado videos en los que muestra la decapitación de rehenes, entre ellos periodistas y trabajadores humanitarios de Occidente.

Una coalición liderada por Estados Unidos ha estado atacando al grupo desde agosto, y las fuerzas iraquíes lanzaron una ofensiva esta semana para tratar de retomar la ciudad de Tikrit en manos de los rebeldes y en la principal carretera que conecta a Bagdad y Mosul.

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?