Baja California | 05 de Febrero de 2018

Decenas de viviendas de Lomas de Rubí, en Tijuana, Baja California, resultaron afectadas por un deslizamiento de tierra provocado por las maniobras que realiza la constructura Melo, que edifica 300 casas de interés medio a un costado de esa colonia Foto Mireya Cuéllar / La Jornada Baja California

Por

Por 

Mireya Cuéllar, La Jornada Baja California

Tijuana, 5 de febrero.- Protección Civil colocó sellos de clausura en 89 viviendas de la colonia Lomas del Rubí, que están a punto de venirse abajo por el deslizamiento de tierra que provocó la Constructora Melo, la cual planea edificar 300 viviendas de interés medio.

Las autoridades municipales detuvieron los trabajos de la constructora, que se comprometió a que este lunes contendrá el movimiento de tierra. El ayuntamiento señaló que la población debe saber que es una zona de riesgo.

El deslizamiento empezó el 19 de enero. Ese día protección civil municipal empezó a colocar sellos amarillos en las viviendas en riesgo. El fin de semana el número de casas con sellos rojos (peligro inminente) aumentó a 89 y los ocupantes tuvieron que evacuar los inmuebles porque se ladearon o hundieron.

El municipio improvisó un albergue en la unidad deportiva Las Cascadas; sin embargo, los afectados prefirieron refugiarse con familiares y amigos.

Los vecinos de Lomas del Rubí comentaron que rechazan la ayuda del gobierno porque es corresponsable de lo que sucede con sus propiedades. Consideraron que el municipio no debió permitir a la constructora edificar en las faldas del cerro, donde se encuentran sus viviendas.

Este lunes autoridades, afectados y constructora se reunirán para analizar cómo resolver las necesidades urgentes de vivienda.

El ayuntamiento ordenó un peritaje para conocer la causa del deslizamiento del cerro.

La construcción del fraccionamiento Valle del Pedregal fue autorizada en 2016, durante la pasada administración, pero los documentos fueron revisados por los actuales funcionarios de desarrollo urbano.

Alejandro Lomelín, titular de desarrollo urbano local, informó que se indagará si Constructora Melo está haciendo trabajos no incluidos en el proyecto original. Por lo pronto, se ordenó parar las obras para determinar si se permite construir las casi 100 viviendas que faltan, de un total de 300. El costo de cada una es de 2 millones de pesos, según informó una de las vendedoras.

Mientras, la policía aprehendió a un hombre, identificado como Mario, de 40 años de edad, cuando saqueaba una de las viviendas abandonadas en el fraccionamiento Lomas del Rubí.

(Con información de Antonio Heras, corresponsal)

 

Sondeo

¿Le preocupan y afectan los deslizamientos de tierra que ocurren en Tijuana?