méxico | 04 de Diciembre de 2018

El presidente de la Conferencia, Manuel Velasco (Chiapas; a la izquierda en la foto), acotó que esa posición no es del bloque. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

Alma Muñoz y Néstor Jiménez / La Jornada

Ciudad de México, 4 de diciembre.- Al arribar a Palacio Nacional para reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) llegaron divididos ante la decisión de un bloque conformado por mandatarios estatales de oposición para exigirles que los “superdelegados” no se inmiscuyan en asuntos de seguridad.

Sin embargo el presidente de la Conago, Manuel Velasco (Chiapas), acotó que esa posición no es del bloque; es decir, que se trata de una parte de la Conferencia.

Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz, expresó por su parte su respaldo total a los coordinadores estatales que propone López Obrador para temas de seguridad y de programas sociales.

Enrique Alfaro, gobernador electo de Jalisco, se presentó en la puerta de Palacio Nacional con el argumento de que todos los gobernadores respaldaban que los “superdelegados” sean separados de las funciones de seguridad, pero Adán Augusto López, mandatario electo de Tabasco, señaló que al menos él no estuvo presente en la reunión previa que tuvo la Conago en el Palacio del Ayuntamiento con la jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?