Baja California | 04 de Septiembre de 2019

Los camiones de la empresa SITTsa mueven alrededor de 250 mil pasajeros diarios. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Mireya Cuéllar
Tijuana, 3 de septiembre.- “Ninguna empresa en la ciudad tiene camiones como los rojos, con una puerta en el lado izquierdo, para dar el servicio en el circuito del Sistema Integral de Transporte de Tijuana (SITT)” informó el socio de la empresa SITT S.A. de C.V., Arturo Aguirre, al señalamiento del alcalde en el sentido de que hay una empresa lista para reemplazarla en la Ruta Troncal.  

Aguirre explicó que se requieren 30 camiones para operar las rutas (dos, una de ida y otra de vuelta) y que cada unidad con capacidad para 110 pasajeros tiene un costo de 5 millones de pesos, situación complicada para un sistema que no ha podido funcionar como estaba planeado y que hasta el momento ha sido deficitario.  

A unos días de que concluya la actual administración, el municipio entabló una demanda contra SITT S.A. de C.V (que se conoce como Sittsa) por el pago del 6 por ciento de lo recaudado en la venta de boletos, y casi simultáneamente amenazó con retirar la concesión a Auto Transportes de Pasajeros Urbanos y Sub Urbanos Calfia de Tijuana S.A. de CV. (popularmente conocida como Calfia), que además de socia del SITT es una de las empresas alimentadoras.  

Calfia, según explicó Arturo Aguirre, ya no es el socio mayoritario de Sittsa –la empresa que constituyeron algunos transportistas para convertirse en el Operador rodante del SIT, sino que actualmente sólo cuenta con el 20 por ciento de las acciones porque la mayoría pasó a manos de Operadora ATT y Auto Transporte de Tijuana (ATT), quien se quedó con el 80 por ciento y cuyo representante es Rodolfo Mercado.  

Sittsa tiene con el SITT un contrato de operación en el que le corresponde poner los camiones que deben transportar el pasaje -aunque el alcalde, Juan Manuel Gastélum ha dicho que es una concesión- que fue firmado durante la administración del priísta Jorge Astiazarán.

Son dos temas distintos, pero están relacionados, reconoce el transportista, quien dice que Calfia ya pagó la renovación de la concesión por 30 años que les renovaron en 2016 cuando se reorganizó todo el transporte de la ciudad para operar el SITT; “No entiendo porque quieren dejar sin trabajo a mil choferes y por lo tanto sin sustento a mil familias que viven del transporte”.

“Tampoco cómo por qué desaparecer a Calfia, quisieran que simplemente desapareciéramos y ya… todavía no encuentro el motivo”. Aguirre apuntó que los camiones de la empresa mueven alrededor de 250 mil pasajeros diarios.