méxico | 04 de Abril de 2019

En las aduanas la cantidad de agentes de Estados Unidos ha disminuido porque han sido enviados a reforzar a la Patrulla Fronteriza por la llegada de inmigrantes. Foto Hamlet Alcántara / archivo La Jornada BC

Por

Por 

Susana González G. y Carolina Gómez Mena

Ciudad de México, 4 de abril. Para evitar "penalizaciones" de sus clientes por no cumplir a tiempo con la entrega de mercancías y para no detener las operaciones de varias industrias de México y Estados Unidos, empresarios del sector exportador contemplan como "plan B" enviar sus pedidos por avión o barco ante el retraso que existe para cruzar por vía terrestre en varios puntos de la frontera entre ambos países, aseguraron Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), y José Gerardo Tajonar Castro, nuevo dirigente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (Anierm).

Aguirre Lang destacó que la aduana de Ciudad Juárez-El Paso es la más afectada, pues hasta anoche estaban "atorados" 500 tráilers y los tiempos de espera oscilaban entre 8 y 12 horas, con filas hasta de 15 kilómetros.

No obstante, rechazó que haya un cierre parcial de la frontera porque todas las aduanas siguen operando. "Simplemente lo que ha sucedido en algunas, que no en todas, es que ha disminuido la cantidad de agentes aduanales de Estados Unidos, quienes han sido enviados a reforzar a la Patrulla Fronteriza por la llegada de inmigrantes", pero consideró que la situación "no ameritaba" esa decisión del presidente Donald Trump, la cual atribuyó a motivos político-electorales.

El retraso, advirtió, "ya cobró la primera factura", porque una planta automotriz en Ciudad Juárez tuvo que parar dos líneas de producción al no llegar sus suministros, pero no reveló el nombre de la empresa afectada.

Entre las compañías afiliadas a Index, dijo, "ya tenemos muchas, sobre todo del sector automotor o médico, que ya tienen contempladas alternativas logísticas, aéreas principalmente, para no interrumpir las operaciones de manufactura en México y tampoco incurrir en penalizaciones por incumplimiento de entregas de los productos terminados en Estados Unidos a raíz de las demoras que se están suscitando en la frontera norte".

Por separado tras tomar posesión como dirigente de la Anierm, José Gerardo Tajonar Castro comentó que algunos de sus afiliados pudieron prepararse y están trasladando su mercancía por barco y otros prevén hacerlo, como un plan B, en caso de que el presidente Donald Trump cumpla su amenaza de cerrar la frontera con México.

Aguirre Lang refirió que 70 por ciento de las exportaciones de México se trasladan vía terrestre; el año pasado el monto de las mercancías transportadas por carretera hacia Estados Unidos ascendió a 275 mil 717 millones de dólares, lo que implica un promedio diario de 755 millones de dólares. La aduana Nuevo Laredo concentró 31.4 por ciento del total, seguida de Ciudad Juárez con 20.4 por ciento.

Peligro real: CNA

De concretarse el amago del presidente Trump de cerrar la frontera con México, habría afectaciones por "127 millones de dólares al día" en el rubro agroalimentario, aseguró el Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

Mario Andrade, vicepresidente de comercio exterior del CNA, expuso que "no se deben tomar a la ligera" los dichos del mandatario estadunidense. Detalló que en el caso del aguacate, a la semana cruzan a Estados Unidos mil 200 camiones con el fruto y 500 camiones de bayas.

"Esto sería un impacto enorme al campo y a la economía mexicana."