espectáculos | 04 de Marzo de 2018

Detalle del cartel de la película La Forma del Agua. Foto especial

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 4 de marzo.- “Esta es una puerta, túmbenla y pasen” dijo Guillermo del Toro a los jóvenes que quieren hacer cine en todos los países del mundo, al recibir su segundo Oscar de la noche, el de Mejor Película, por La Forma del Agua. También se llevó el galardón como Mejor Director, convirtiéndose en el tercer mexicano en ganar un Oscar en dicha categoría. La cinta narra el amor entre una mujer muda encargada de la limpieza y un monstruo que vive en un estanque.

El laberinto del fauno, El espinazo del diablo y Cronos son algunas de las grandes películas del director originario de Guadalajara, quien en varias entrevistas comentó que desde niño le gustaban los monstruos y los mundos fantásticos. Las leyendas mexicanas, el cine estadounidense y la animación japonesa, son parte de lo que alimentó su creatividad.

Forma parte del grupo de cineastas mexicanos que han destacado los últimos años en la escena de Hollywood, junto a Alejandro González Iñarritu y Alfonso Cuarón, quienes ganaron en exhibiciones anteriores la estatuilla. González Iñarritu, incluso, en las mismas dos categorías que lo hizo Del Toro, quien es también el guionista de esta película, y para muchos uno de los artistas más completos del mundo del cine.

La forma del Agua ganó el Oscar por Diseño de Producción, con Paul Denham; mejor Banda Sonora con Alexandre Desplat, Mejor Director y Mejor Película.

En la gran noche de Hollywood aparecieron también el actor Gael García Bernal –aunque cantó, bueno es un decir-; Salma Hayek y hasta Eugenio Derbez presentando a Natalia Lafourcade, quien interpretó Recuérdame, la pieza original de “Coco”, que también se hizo acreedora al Oscar por Mejor Canción Original. ¡Viva México! Se escuchó en más de una ocasión en el teatro Dolby de Los Ángeles, California.

Sin alusiones políticas en su discurso, Del Toro dijo que los últimos 25 años ha estado viviendo en un país único; dio algunas pinceladas de cómo concibió la película ganadora y gradeció a sus padres, hijos y esposa, el acompañamiento. Cuando fue por segunda ocasión al escenario, tuvo palabras para los jóvenes que desean hacer cine y les pidió no dejar de soñar con tumbar la puerta.