Baja California | 04 de Marzo de 2015

Deslave de tierra cayó sobre gasolinera en Otay
Deslave de tierra cayó sobre gasolinera en Otay Foto Gabriela Martínez

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 4 de marzo.- La entrega irregular de permisos de construcción y la falta de vigilancia municipal provocaron el deslave de un cerro, el derrumbe de una barda de contención y el cierre parcial de una vialidad en la zona de Otay, al este de esta ciudad.

El delegado en Centenario, David Alberto Frías Mongil, explicó que durante la administración del alcalde Carlos Bustamante Anchondo se otorgó un permiso de construcción para una gasolinera en la falda del cerro, pese al peligro que representa por carecer de un pluvial adecuado para el control del agua de lluvia.

Agregó que se trata de un escurrimiento en una construcción asentada indebidamente sobre un pluvial, por lo que dijo que están en espera de los representantes legales de la empresa para conocer las condiciones en que les otorgaron los permisos de uso de suelo y las licencias de operación.

Frías Mongil advirtió que el deslave se produjo por las lluvias y la presión en la tierra debido al peso de una nave industrial edificada en el cerro, donde se encuentran empresas maquiladoras y otras construcciones.

Las lluvias no solo afectaron la gasolinera, ubicada sobre el bulevar Lázaro Cárdenas, a la altura de la Central Camionera de Tijuana, pues también ocasionaron daños por la caída de tierra sobre la avenida Juan Ojeda Robles, la cual fue cerrada a la circulación peatonal y vehicular en tres de sus  cuatro carriles. Los vehículos que circulan en ambos sentidos de esa vialidad se vieron obligados a transitar por un solo carril, mientras que los pobladores y empleados de establecimientos emprendieron la limpieza de la calle.

Un empleado de la delegación Centenario explicó que, desde diciembre de 2014, una constructora empezó a realizar movimientos de tierra en el cerro y recanalizaba el agua, sin considerar el daño que causaba sobre esa avenida.

Pese a que el Ayuntamiento de Tijuana multó a la empresa, continuaron los trabajos y se acordó que realizaría tareas de limpieza, las cuales “se han estado realizado en tiempo”, sostuvo el servidor público.

“No son problemas nuevos los deslaves y escurrimientos de agua en el cerro, ya que desde hace años las autoridades han prometido la construcción de un pluvial para evitar el desastre que se genera durante la temporada de lluvias”, dijo la arquitecta Carmen Romo, integrante de Tijuana Calidad de Vida, una asociación civil que desde hace ocho años trabaja en temas de desarrollo urbano, vigila la calidad de las construcciones y las condiciones del crecimiento de infraestructura en la ciudad.

“El peso que existe encima del cerro, si es grande -como en el caso de una nave industrial- genera presión sobre la tierra. Primero tendrían que revisarse los ángulos del corte que se hicieron en la tierra para saber el riesgo que representa”, expresó la arquitecta Romo al tiempo de asegurar que la topografía de Tijuana es accidentada y las obras se hacen sin prevención y sin seguir normas para el movimiento del suelo, por lo que “no tenemos el control como en Estados Unidos, al que le llaman: buenas prácticas”. 

Para ella el problema de fondo es que algunas empresas trabajan fuera de las normas de construcción, pero al mismo tiempo las autoridades se los permiten, por omisión o porque no tienen el personal suficiente para cumplir con el trabajo de vigilar las obras.

Versiones de los trabajadores de un establecimiento situado a unos metros de la gasolinera, sostienen que la tierra por el desgaje del cerro cayó sobre el local durante la madrugada del domingo 1 de marzo, pero horas más tarde se vino abajo el muro de concreto debido al peso de la tierra, lo que provocó “un ruido grande”.

Policías municipales acordonaron el área, mientras que bomberos revisaron los daños materiales y personal de Protección Civil suspendió las actividades del negocio para evitar riesgos en comercios de la zona.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?