cultura | 03 de Noviembre de 2018

Desde mediados del siglo pasado ya eran toda una tradición, pero cuando los charamusqueros comenzaron a vender el dulce en el Museo de las Momias, se selló la relación entre estos dos atractivos de Guanajuato Foto Facebook | Dulce Mex

Por

Por 

Alejandra Rodríguez | Notimex

Guanajuato, 3 de noviembre.- Su color dorado y sus curvas cristalinas decoradas con sombrero y sarape desprenden un aroma de misterio que llaman la atención de quien las mira: son las Charamuscas, dulce representativo de Guanajuato, que hacen alusión a las momias, uno de los atractivos turísticos de la región.

Desde mediados del siglo pasado ya eran toda una tradición, pero cuando los charamusqueros comenzaron a vender el dulce en el Museo de las Momias, se selló la relación entre estos dos atractivos de Guanajuato.

Hoy en día, muchas familias siguen con la elaboración de este dulce tradicional, como Francisco, mejor conocido como "Pancho Charamuscas", y quien desde hace más de 50 años y por tradición familiar le da vida a estas peculiares figuras.

Así, en un cazo de cobre mezcla la miel de piloncillo, azúcar y un poco de agua para crear el caramelo con el que moldeara el cuerpo, pelo y el rostro de los dulces.

Por las características de su elaboración, las charamuscas deben trabajarse a velocidad, ya que una vez que se enfría el caramelo, no se puede moldear, explicó.

"La novia, el borracho, la pareja, la china, la ahorcada y el ataúd" son unos de los diseños que Pancho elabora en su tienda y taller “Villa del dulce”, hasta donde llegan turistas nacionales e internacionales para observar cómo se elabora esta artesanía en caramelo.

En entrevista con Notimex, el charamusquero relata que los diseños de la charamusca deben ir cambiando con el paso del tiempo.

“Hay que innovar para que a la gente le sigan llamando la atención, para que la tradición de la charamusca siga viva y siga siendo un orgullo guanajuatense”, expresó.

Es por eso que desde hace quince años se le ocurrió la idea de abrir las puertas de su tienda para que la gente que visita Guanajuato, puedan ver la elaboración de este dulce y se lleven un buen sabor de boca.

Y subraya el orgullo que siente al elaborar estos dulces que son elaborados a mano. “Es muy bonito que la gente vea la elaboración, no se necesitan guantes ni moldes, los dedos y la creatividad harán lo suyo”.

Por ello, invitó al turismo a que sigan comprando estos dulces, “Por medio de mi Facebook: Pancho Charamuscas, invito al turismo a que siga comprando lo elaborado en México, que rescatemos nuestras tradiciones y que cuando vengan a Guanajuato no se les olvide llevarse una charamusca a casa".