méxico | 03 de Octubre de 2018

Cortes en carreteras, inundaciones y otras afectaciones, es parte de lo que dejó el fenómeno meteorológico. Foto Policía Federal

Por

Por 

Fabiola Martínez / La Jornada

Ciudad de México, 3 de octubre.- Ante el impacto del ciclón tropical Rosa en Baja California, el presidente Enrique Peña Nieto instruyó enviar una "Misión de Enlace y Coordinación".

Este grupo será encabezado por el director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Ricardo de la Cruz Musalem, para evaluar y prevenir posibles riesgos ocasionados por las intensas lluvias generadas por el fenómeno meteorológico.

Por la proximidad del ciclón, el gobierno estatal generó un pre-alertamiento a los servicios hospitalarios, de urgencia, rescate y bomberos así como a la Cruz Roja de la delegación para su apoyo, donde hasta el momento no se registran personas fallecidas.

La Coordinación Nacional de Protección Civil emitió una declaratoria de Emergencia para Ensenada y Mexicali el 1 de octubre con el propósito de activar los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden) y cubrir las necesidades de alimento, agua, cobija e insumos de primera necesidad para la población afectada.

Las lluvias generadas por Rosa provocaron daños en viviendas por penetración de agua y afectaciones en carreteras como la vía 2310 que va de San Felipe a Puertecitos con distintos puntos con riesgo de colapso y en la carretera que va de Lázaro Cárdenas a Punta Prieta por anegaciones, mismas que ya están siendo vigiladas y atendidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La Comisión Federal de Electricidad cuenta con la totalidad del servicio restablecido en la Isla de Cedros donde se presentaron interrupciones al suministro de energía eléctrico.

Ante la emergencia, las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, Salud y Desarrollo Social, así como Policía Federal, Cruz Roja y distintas organizaciones voluntarias coadyuvaron en los trabajos de atención y evacuación preventiva de la población, misma que fue trasladada a cinco refugios temporales en Ensenada y uno en Mexicali donde se resguardan 153 personas en total.