Baja California | 03 de Septiembre de 2019

Al afirmar que "no se vale que a los tijuanenses se nos amenace con suspender el servicio", el primer edil reiteró que la administración municipal no tiene recursos para absorber el gasto de los camiones. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 3 de septiembre.- "No se vale que a los tijuanenses se nos amenace suspendiendo el servicio de la ruta troncal", advirtió el alcalde local, Juan Manuel Gastélum Buenrostro, al tiempo de pedir que en caso de que a Sittsa -la empresa que maneja los camiones del SITT- no le sea rentable prestar el servicio, que ponga en la mesa la concesión para entregarla a otra compañía, que aseguró existe, para que la supla.

Mencionó que solo en una situación de emergencia se daría entrada a la nueva empresa -cuya identidad declinó revelar- a sustituir al grupo que cubre la ruta troncal que va del Insurgentes a la calle Segunda, con el aval de todo el sector transportista.

"Esto es un negocio para Sittsa, pero si no les está redituando, que diga y o que ceda la concesión o que la venda; pero de ahí a que la ciudad absorba el gasto de los camiones, no nos alcanza", aseveró Gastélum.

Consideró una aberración suponer que existe consigna en contra de una persona, en este caso, de Arturo Aguirre "Napo", socio mayoritario de Sittsa y Calfia y dijo que "va en contra de los derechos humanos el que se esté atacando a un particular. Se revisaron las obligaciones y se está actuando en consecuencia".

La mañana de este martes, el ayuntamiento informó que la empresa Calfia no ha cumplido con los pagos de la concesión por lo que le otorgó de plazo hasta el 23 de septiembre para que regularice su situación y que presente documentación que avale sus aportaciones.

En contraparte, Calfia señaló que cuenta con una concesión "vigente, pagada y acreditada".