mundo | 03 de Septiembre de 2017

Donald Trump atiende a medios de comunicación durante su visita a damnificados por el huracán Harvey Foto Agencias

Por

Por 

Agencias

Washington, 3 de septiembre.- El presidente Donald Trump decidió terminar con el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), con una tregua de seis meses para dar tiempo a una acción del Congreso, reportó la publicación Político.

De acuerdo con el portal, Trump -quien aseguró que buscaría una salida humanitaria a la permanencia de los Dreamers-, tiene previsto hacer el martes el anuncio oficial sobre el destino del DACA, que protege a casi 800 mil jóvenes indocumentados, la mayoría mexicanos.

El tema fue discutido el domingo e por el equipo de Trump, ante la expectativa de que cualquier decisión sobre el DACA detone una tormenta política en medio de las negociaciones presupuestales, dijeron a Politico dos fuentes de la Casa Blanca.

“Amamos a los soñadores”, dijo Trump en alusión al término dreamers, como se conoce a los jóvenes beneficiarios del DACA, en vigor durante los últimos cinco años.

El gobierno enfrenta un emplazamiento de más de una docena de procuradores estatales del Partido Republicano, que fijaron como plazo el 5 de septiembre para que el presidente defina el futuro del DACA, o de lo contrario amenazaron con presentar demandas legales contra el programa.

En contraste, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Paul Ryan, declaró el viernes en una entrevista radial que Trump no debería tomar ninguna decisión sobre el DACA, pues “esto es algo que el Congreso debería solucionar”.

Legisladores demócratas y republicanos han presentado ya dos iniciativas de ley en el Senado y en la Cámara de Representantes, la BRIDGE Act y la DREAM Act, las cuales buscan proteger a estos jóvenes y ofrecerles un camino hacia la ciudadanía.

Una encuesta dada a conocer el pasado jueves mostró que 64 por ciento de los estadunidenses apoyan el programa DACA, contra 30 por ciento que opinó que sea eliminado.

En junio pasado, la administración Trump decidió mantener “en efecto” aunque temporalmente el programa DACA, a pesar de que durante su campaña presidencial había prometido deportar a sus beneficiarios.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó que los beneficiarios del DACA en 2012, conocidos como dreamers, podrán tramitar una extensión de dos años a partir de su expiración.

Tampoco serán afectados los dreamers que obtuvieron permisos de trabajo por un lapso de tres años antes de la intervención de una corte distrital en el caso.

No obstante, el DHS rescindió la ampliación del DACA y su versión para adultos, DAPA, que habría beneficiado a más de cuatro millones de indocumentados con hijos que fueran residentes o ciudadanos estadounidenses, ambas objeto de una demanda de 26 estados.

La ampliación de DACA y DAPA fueron contempladas en una orden ejecutiva migratoria del entonces presidente Barack Obama en 2014, pero nunca entraron en vigor debido a las demandas legales en contra de la iniciativa.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?