cultura | 03 de Agosto de 2019

El estudio concluyó que 42 por ciento de las mujeres presentaron alguna complicación quirúrgica tras la cirugía por cáncer de mama. Foto tomada de @Tu_IMSS

Por

Por 

Redacción
Ciudad de México, 3 de agosto.- Hasta cuatro de cada 10 mujeres que se someten a cirugías para tratar el cáncer de mama sufren complicaciones postoperatorias que en su mayoría son esperadas y prevenibles, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El cáncer de mama es una enfermedad crónica degenerativa que, por su naturaleza, requiere tratamientos que pueden incluir cirugías como la mastectomía radical, en la que se extrae todo el tejido mamario, o una parcial, en la que se retira sólo parte de dicho tejido. Estos tratamientos pueden exponer a las mujeres a numerosos riesgos que las llevan a presentar complicaciones postoperatorias.

En México, desde 2006 el cáncer de mama se sitúa como en la mayor parte del mundo, en la primera causa de muerte de la mujer. En el 2013, tres de cada 10 mujeres eran hospitalizadas y fallecieron cinco mil 405 por esta enfermedad.

Las académicas Sofía Elena Pérez Zumano, de la División de Estudios de Posgrado e Investigación, Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM, Sandra Hernández Corral, del Instituto Nacional de Rehabilitación, y Luis Chavira, del Programa de Maestría en Enfermería-UNAM, analizaron los casos de 52 mujeres a quienes se realizó una operación para tratar su cáncer en un hospital mexicano de alta especialidad.

En el estudio “Complicaciones postoperatorias en mujeres con cirugía por cáncer de mama”, publicado en la revista Enfermería Universitaria de la ENEO, explican que en México existen diversos documentos como la NOM-041-SSA2-20117, el Consenso Mexicano sobre el diagnóstico y tratamiento del cáncer mamario y guías de práctica clínica para estandarizar a los profesionales de la salud sobre el diagnóstico y tratamiento de las mujeres con esta enfermedad. Sin embargo, en ellos poco se aborda sobre las complicaciones derivadas del tratamiento de este cáncer.

En revisiones sistemáticas se ha encontrado que las principales complicaciones de la cirugía son la infección de la herida quirúrgica –que puede derivar de los procesos realizados por los profesionales de salud o de las características de la paciente–; el seroma o acumulación de líquidos corporales donde se extirpó tejido, y que está ocasionada en su mayoría por el manejo ineficaz de los drenajes; el dolor, los moretones y la obstrucción del sistema linfático por la disección de ganglios completan la lista.

El estudio concluyó que 42 por ciento de las mujeres presentaron alguna complicación quirúrgica. En los primeros 40 días luego de ser dadas de alta, casi tres de cada 10 sufrieron la apertura de la herida; dos de cada 10 tuvieron infecciones; dos de cada 10 sintieron dolor, y, en los cuatro meses posteriores a su salida del hospital, 23 por ciento tuvo obstrucción del sistema linfático y cuatro por ciento sufrió acumulación de líquidos donde se extirpó tejido.

Los especialistas indican que dado que las complicaciones postoperatorias en su mayoría son esperadas y prevenibles, es necesario que los profesionales de la salud propongan estrategias para su prevención o detección temprana.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?