Baja California | 03 de Agosto de 2019

Acomodándose para la foto. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 3 de agosto.- Con cuatro regidores ausentes, Luis Torres Santillan, del PAN; Mónica Vega, de Transformemos; Julieta Aguilera Castro, del PRI, e Ivette Casillas del PAN, inició la 50 Sesión Solemne de Cabildo, en la que Juan Manuel Gastélum rindió su tercer informe de gobierno.

Desde las 5:30 de la tarde, los ediles se dieron cita en el patio central de Palacio Municipal para tomarse una foto de grupo, en la que no participaron los ediles mencionados, además del Regidor Manuel Rodríguez Monarrez, de Morena; José Manuel de Jesús Ortiz Ampudia, de Transformemos, y el independiente, Roberto Quijano.

La sesión inició con posicionamientos por parte de las diferentes fracciones políticas sobre el informe presentado por el alcalde, quien tomaría la palabra al término de las participaciones.

Roberto Quijano señaló que no se puede decir que Tijuana es la mejor ciudad de México, como versan los spots publicitarios del "Patas", cuando en 30 meses de administración se han cometido más de 5 mil homicidios dolosos, que la han convertido, dijo según el periódico US Today, en la ciudad más peligrosa del mundo.

Tocó el turno del representante de Morena, Manuel Rodríguez Monarrez, quien señaló las simulaciones de emergencia que dieron a la empresa Turbofin el contrato de arrendamiento de camiones para la basura.

Aseveró que, debido a ello, hubo un desfalco de 130 millones de pesos, es decir, que el ayuntamiento pagó 35 por ciento más de lo que valía el servicio.

De ahorrarse tal cantidad, añadió, pudieron haberse tapado más de 80 mil baches en toda la ciudad. Pidió que "Dios bendiga a Tijuana".

El doctor José Manuel de Jesús Ortiz Ampudia, de Transformemos, señaló que los cuatro regidores ausentes no quisieron “ser parte del circo”.

Agregó que el reporte presentado por el primer edil está lleno de falacias y que la administración presente ya fue juzgada, el pasado 2 de julio, porque "uno cosecha lo que siembra". Finalizó su participación diciendo que "Dios bendice a Tijuana".

Al finalizar la participación de cada uno de estos tres ediles, optaron por retirarse del recinto, antes de la participación del panista Luis Pérez Saucedo.

Las 100 butacas con las que cuenta la sala de sesiones de Cabildo estaban reservadas para el mismo número de invitados, y solamente asistieron 50. Ningún empresario de la ciudad o representantes de las cámaras de comercio de Tijuana se presentó.

Resaltó la presencia del gobernador Francisco Vega de Lamadrid y del diputado local Miguel Ángel Bujanda.

Lo que no escucharon los ausentes

Frente al auditorio que quedó, después de la partida de los mencionados, Gastélum afirmó que su administración “salió adelante sin pedir ningún préstamo, ni endeudar a la ciudad, algo que no se hizo en los últimos 5 trienios”.

Señaló, como uno de los principales logros del XXII Ayuntamiento, el orden en las finanzas públicas, y aeveró que al recibir la administración, había un déficit de más de 1,000 millones de pesos.

Con los recursos que resultaron de la “administración sana de las finanzas –afirmó–  adquirimos 90 camiones nuevos para recolección de basura, 411 nuevas patrullas, 464 obras sociales en las colonias”.

Se construyó, asimismo, el bulevar Cucapah, y se apoyó a más de 35 mil estudiantes con transporte gratuito, expuso.