méxico | 03 de Agosto de 2019

Organizaciones pro migrantes y representantes del Partido Demócrata de EU en vigilia frente a la Embajada de ese país en México, el 12 de julio. Foto María Luisa Severiano / La Jornada

Por

Por 

Ana Langner / La Jornada
Tijuana, 3 de agosto.- Las detenciones en la frontera entre Estados Unidos y México probablemente se acerquen a la marca de un millón este año fiscal, un cambio notable para un entorno de seguridad fronteriza del vecino país que hace sólo dos años había sido testigo de los niveles más bajos de inmigración irregular desde 1971, de acuerdo con un reciente reporte del Instituto de Políticas Migratorias (MPI, por sus siglas en inglés).

Para este laboratorio de ideas, la crisis migratoria y humanitaria en los límites territoriales de ambas naciones ha abrumado las operaciones de control fronterizo estadunidense en los últimos meses y ha resultado en condiciones inseguras y precarias para los migrantes, incluidos los niños. En el documento ‘Del control a la crisis: tendencias y políticas cambiantes que remodelan la aplicación de la ley fronteriza México-Estados Unidos’, se reporta que la Patrulla Fronteriza llevó a cabo 133 mil detenciones en mayo de 2019, el total mensual más alto desde marzo de 2006 y más del triple del número registrado en mayo de 2018.

Aunque las detenciones disminuyeron un poco en junio de 2019, todavía es probable que se acerquen a la marca de un millón hacia el fin del año fiscal que va de octubre a septiembre siguiente, ello representa más del doble del total anual en el año fiscal 2018 y el triple del total del año anterior.

En sus esfuerzos por disuadir los flujos de población en movilidad, la administración del presidente Donald Trump ha empleado medidas radicales que han empeorado la situación en la frontera, expone este instituto presidido por el especialista Andrew Selee.

Lo anterior se debe a que las estrategias, recursos y respuestas de política que se implementan fueron diseñadas para flujos fundamentalmente diferentes de los que se han observado en los últimos años.

A excepción de 2015, los flujos migratorios desde países de América Central han superado a los de México todos los años desde 2014, y se componen principalmente de familias y niños no acompañados que buscan asilo en Estados Unidos, en lugar de jóvenes y hombres adultos en busca de trabajo.

Cambio necesario

En el reporte se concluye que abordar la crisis que ahora afecta a la frontera requiere una transformación al diseño que impuso la administración de Trump. Para el MPI un replanteamiento efectivo de cómo atender la situación fronteriza debe contemplar una estrategia que incluya el procesamiento oportuno y justo del asilo, liberación supervisada de las personas migrantes en espera de decisiones de refugio, reconfigurar las estrategias y operaciones de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos y la cooperación regional para gestionar y atender las causas profundas del fenómeno.
 

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?