Baja California | 03 de Julio de 2017

El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Buenrostro, en una conferencia de prensa con representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Foto Alberto Elenes

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana, 3 de julio.- El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Buenrostro, "huyó" de los representantes de medios de comunicación al salir por una puerta de emergencia de las instalaciones de El Cubo del Centro Cultural de Tijuana, para evadir las preguntas sobre las recientes agresiones del gremio de taxistas amarillos contra conductores de Uber y usuarios.

Al concluir una conferencia de prensa con representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), con apoyo de sus empleados, el alcalde abandonó la mesa, dejando solos a sus invitados.

Durante el evento, Gastélum Buenrostro solo se limitó a comentar en torno a las agresiones de unidades que transportan turismo que “hay que trabajar, hay que hacer lo que se tiene que hacer la autoridad, evitar ese tipo de eventos, como lo estamos haciendo y poco a poco podemos cambiar, es cuestión de ponernos a trabajar para que no estén sucediendo”.

De manera directa se le volvió a cuestionar sobre las agresiones de los taxistas amarillos y simplemente respondió que el tema sería abordado posteriormente en otro espacio.

En semanas recientes, el alcalde de Tijuana y su equipo de comunicación social han limitado los cuestionamientos de la prensa, dando instrucciones que solo se responderán preguntas que estén relacionadas con los eventos en la agenda.

La situación ha llegado al grado que el munícipe ignora los cuestionamientos o le pide a su director del área "que ponga orden", situación que ha generado la molestia de los periodistas de esta frontera.