méxico | 03 de Julio de 2015

Durante una de las protestas de la agrupación Taxistas Organizados de la Ciudad de México contra el secretario de Movilidad, Rufino H. León Tovar, y las empresas Uber y Cabify, frente a la PGJDF. Foto Cristina Rodríguez

Por

Por 

Laura Gómez Flores, La Jornada

Ciudad de México, 3 de julio.- El Gobierno del Distrito Federal (GDF) informó que las empresas Uber y Cabify contarán con un permiso para prestar servicio de pasajeros, a cambio de entregar 5 por ciento de sus ingresos anuales a un fondo de movilidad destinado a mejorar la infraestructura peatonal y vial de la ciudad.

La Secretaría de Movilidad se encargará de desarrollar una plataforma de aplicaciones móviles (apps) que albergue toda la información de los diferentes servicios privados y públicos de transporte individual, a la cual se podrán sumar unidades de sitio y radiotaxis.

Hoy, indicó, agrupaciones como Génesis, EasyTaxis y Yaxi, que cuentan con una concesión, utilizan esa herramienta para obtener la geolocalización en tiempo real del vehículo, lo cual contribuye a la seguridad tanto del usuario como del operador.

De esta manera, indicó, se vincularán sistemas tecnológicos a protocolos que logren incrementar la calidad del servicio y la seguridad, pues se podrán generar y compartir datos –protegiendo los personales– para fortalecer el diseño y la provisión del sistema de transporte individual

La generación de datos a partir de apps, como trayectos de origen y destino, es menos costosa y más confiable que otros ejercicios comunes, por lo que se "creará un marco regulatorio que entienda las nuevas condiciones y paradigmas que sus servicios generan", precisó.

Por ello, deberán pagar por el permiso, cuyo costo aún está por definir, y entregar 5 por ciento de sus ingresos anuales –de acuerdo con información extraoficial, Uber tiene ingresos mensuales por 30 millones de pesos–, para dedicarlo a cuestiones de infraestructura peatonal y vial.

Dicha propuesta, recordó, se planteó en las mesas de debate como una forma de crear un escenario justo de comptencia, al funcionar como un balance ante otros gastos que tienen los conductores de taxis, como es la cromática, la revista o revisión de taxímetro, y que no se les exige a las compañías de transporte individual privado a través de apps.

Por ello, en la nueva regulación se propone que los nuevos esquema normativos contemplen estrategias que prevengan el desarrollo de monopolios, considerando la vinculación con marcos legales e institutos federales; y poner un "tope" al número de unidades que tienen, debido a la existencia de una sobreoferta, con 140 mil taxis autorizados.

 

 

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: