méxico | 03 de Julio de 2015

Gasolineras de Saltillo (en la imagen) y Ramos Arizpe, Coahuila, cerraron por desabasto de gasolina y diésel que afecta a esa entidad, así como a Nuevo León, Chihuahua, Zacatecas, Sonora, Jalisco y Aguascalientes. Foto Homero Aguirre

Por

Por 

corresponsales de la Jornada

Ciudad de México, 3 de julio.- Expendedores de gasolinas y diésel en Zacatecas, Jalisco y Aguascalientes informaron que padecen desabasto, al igual que Nuevo León, Chihuahua y Coahuila. Mientras, funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) informaron que el suministro comenzará a regularizarse este viernes.

Cecilio Murillo-Murillo, presidente de la Asociación Estatal de Distribuidores de Gasolinas en Zacatecas, reportó una severaescasez en la zona conurbada de la capital y la mayoría de los 58 municipios, y culpó a Pemex.

Entre 80 y 90 por ciento de las estaciones de servicio en Zacatecas ya no tienen combustible, afirmó el líder de los empresarios que operan 180 gasolinerías.

Noticiarios locales divulgaron ayer por la mañana que ya se habían agotado las gasolinas Premium y Magna, así como el diésel, en la mayoría de las estaciones de servicio de la capital y del municipio conurbado de Guadalupe.

Los automovilistas empezaron a hacer largas filas en las pocas estaciones que aún disponían de combustible.

Al mediodía, en un comunicado, el secretario general de Gobierno, Jaime Santoyo, indicó que el suministro ya había comenzado a normalizarse y atribuyó el problema a las compras de pánico.

Murillo-Murillo lo desmintió. En entrevista refirió: “Está un poquito mal informado Jaime Santoyo por la paraestatal. No hay combustible en la zona conurbada, y en otros municipios estamos peor: Allá simplemente no hay una sola gota. El problema es grave.

"Pemex había informado que el desabasto se generó por un problema de software en su sistema de ventas, y luego dijo que era por la ordeña de ductos. Eso no es creíble", reprochó.

En Aguascalientes, Jesús López López, presidente de la Asociación de Gasolineros de la entidad, informó que las cinco estaciones del municipio de Calvillo se quedaron sin combustible el miércoles.

Roque Rodríguez, vocero del ayuntamiento, informó que por instrucciones del alcalde, Javier Luévano, se ordenó racionar el combustible y dar prioridad a patrullas y vehículos de emergencia.

En Guadalajara, Jalisco, el desabasto se agravó esta semana: al menos 50 gasolineras de las 300 del estado pararon.

Hace dos días supuestamente se cayó el sistema de facturación de Pemex Refinación, lo que obligó a la empresa a documentar los pedidos manualmente, con el consiguiente retraso para despachar las pipas, sobre todo desde Manzanillo, Colima, adonde llega el combustible importado.

La paraestatal informó que aumentó las importaciones para abastecer la región, ante la proliferación de tomas ilegales en el poliducto Salamanca-Guadalajara.

En un comunicado, el secretario general de Gobierno de Jalisco, Roberto López, reconoció que desde hace varios días hay desabasto de combustible en la zona metropolitana de Guadalajara. Agregó que funcionarios de Pemex le aseguraron que el suministro comenzará a regularizarse este viernes.

En Coahuila la escasez de hidrocarburos se extendió a Sabinas, Ciudad Acuña y Piedras Negras, además de Saltillo y Ramos Arizpe, donde las estaciones restringieron el servicio desde el martes y en algunos casos lo suspendieron.

(Alfredo Valadez, Claudio Bañuelos, Leopoldo Ramos, Javier Santos y Juan Carlos G. Partida)

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: