Por

Por 

Armando José Mercado

San Diego, 3 de junio.- La más reciente reunión sindical de la Patrulla Fronteriza de San Diego terminó en un pleito entre oficiales fuera de servicio que habían bebido alcohol, por lo menos nueve órdenes de restricción, retiro de armas reglamentarias y suspensión de puestos sindicales. El caso resultó de una averiguación del canal 10 de televisión, KGTV.
 
La reunión sindical que se llevaba a cabo del 9 de junio en el lujoso hotel Crowne Plaza de San Diego tenía barra libre para fomentar la hermandad entre agentes, pero concluyó con oficiales sin uniforme y en horario fuera de labores que se liaron a golpes.
 
Hay dos versiones generales, una del destituido presidente sindical local, Robert Harlan, quien terminó con el rostro golpeado y sangrante, y otra de dos oficiales a los que acusa Harlan pero que dicen en su versión que ellos fueron los atacados.
 
Los cinco tuvieron que entregar sus armas reglamentarias mientras se desarrollaba una investigación pero, esta semana los cinco oficiales involucrados retiraron las demandas de restricción mutuas para que el asunto concluyera y se les devolvieran sus armas.
 
Pero aunque el sindicato paga los costos de abogados de los dos oficiales relacionados con la unión sindical, Harlan y su compañera sindical fueron destituidos y no han regresado a los puestos de representación laboral.
 
Toda la información es de la emisora KGTV. Ni la patrulla ni el local sindical 1613 en San Diego han ofrecido mayores informes.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?