méxico | 03 de Julio de 2015

Isela Guadalupe Díaz Lara, madre de Rodolfo Jhassiel León Díaz, hoy de seis años, aseguró que en su momento denunció lo ocurrido y no fue escuchada por autoridades ni organismos de derechos humanos. Foto Especial

Por

Por 

Ulises Gutiérrez Ruelas

Hermosillo, Sonora, 3 de julio.- El médico Armando Cisneros Espinoza, acusado de dejar ciego a un bebé de 14 meses en el hospital de especialidades de Ciudad Obregón, al extraerle el ojo equivocado en una cirugía, ya había operado en forma negligente a otro menor, quien también habría perdido un globo ocular, denunció la madre del segundo menor, avecindado en Hermosillo.

Isela Guadalupe Díaz Lara, madre de Rodolfo Jhassiel León Díaz, hoy de seis años, aseguró que en su momento denunció lo ocurrido y no fue escuchada por autoridades ni organismos de derechos humanos.

Señaló que su hijo fue atendido por Cisneros Espinoza en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ciudad Obregón hace poco más de cinco años, y ella presentó denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), así como quejas ante la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, sin obtener respuesta.

Se trata del mismo médico. Si me hubieran hecho caso en todos estos años en que he luchado por justicia, este caso no se habría repetido, dijo Díaz Lara, quien vive en la comunidad San Pedro El Saucito, Hermosillo.

Indicó que por mucho tiempo el niño acudió a consultas con Armando Cisneros, quien sólo le daba gotas para los ojos, sin detectar que estaba desarrollando retinoblastoma (cáncer de retina).

En diciembre de 2009 Cisneros Espinoza le puso una válvula de Ahmed (dispositivo para drenar líquido del ojo), suponiendo que padecía glaucoma, pero no ordenó analizar el líquido que drenó durante la cirugía. Para marzo de 2010 el tumor ya había crecido y presionaba el ojo ocular, expuso Díaz Lara.

Un año después, al menor se le reventó el ojo y otro doctor en Hermosillo confirmó que el niño padecía cáncer y que era necesario tratarlo con quimioterapia, radioterapia y rayo láser.

Lamentó que en México las autoridades no respondan a tiempo las denuncias por negligencia médica y permitan que estos casos se repitan.