méxico | 03 de Mayo de 2018

El quinto visitador lamentó que las instituciones de procuración de justicia siguen omitiendo la labor profesional de las víctimas como una hipótesis en sus indagatorias. Foto @CNDH

Por

Por 

Fernando Camacho Servín / La Jornada

Ciudad de México, 3 de mayo.- Las autoridades de los tres niveles de gobierno en México no le han dado seguimiento puntual a la recomendación general 24 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), relativa a las agresiones en contra de periodistas, y muchas de ellas incluso no han respondido a los señalamientos ahí vertidos.

Así lo indicó el quinto visitador general del organismo, Edgar Corzo Sosa, quien lamentó que en muchas ocasiones se sigue estigmatizando a los periodistas agredidos y no se considera su labor profesional como la principal línea de investigación.

Tras la presentación del documental Libertad de expresión. Periodismo en México, el funcionario lamentó que los diferentes niveles de gobierno no han tomado en cuenta a la ya mencionada Recomendación General —emitida en 2016–, que se refiere a los obstáculos del ejercicio de la libertad de expresión en el país.

“No hay un seguimiento puntal. Habrá dos o tres actividades realizadas, pero que no han tenido repercusión. No hemos visto que haya habido un seguimiento mayor”, señaló Corzo, quien adelantó que la CNDH y la Universidad Nacional Autónoma de México están preparando un estudio para analizar el nivel de cumplimiento de la Recomendación.

Luego de destacar que gran parte de la responsabilidad de frenar la violencia contra periodistas recae en los gobiernos de las entidades federativas —que es donde ocurre buena parte de las agresiones—, el quinto visitador lamentó que las instituciones de procuración de justicia siguen omitiendo la labor profesional de las víctimas como una hipótesis en sus indagatorias.

“Cuando se priva de la vida a un periodista, la línea de investigación tiene que ser inmediatamente la labor periodística, pero resulta que en ocasiones se van por otra línea que no es la principal”, como la vida personal de las víctimas.

En el mismo sentido, el visitador puntualizó que aunque en México existen múltiples normas y organismos para combatir la violencia contra periodistas, “hay una distancia muy grande entre lo que dice la ley y lo que marca la realidad. No basta con ordenamientos jurídicos bonitos; hace falta voluntad política y llevar a cabo la aplicación de la ley”.

Asimismo, llamó a que las fiscalías encargadas de este tema no sólo se dediquen a proteger a los periodistas amenazas o agredidos, sino también a investigar y sancionar a los responsables de estos actos de violencia para terminar con la impunidad.

En la presentación del documental, la CNDH recordó que desde el año 2000 ha habido en México 133 asesinatos de periodistas (de los cuales 14 son mujeres), 21 desapariciones (2 de ellas en contra de mujeres) y se han cometido 52 atentados contra instalaciones de medios informativos desde 2006.

 

 

Edgar Corzo, al centro, quinto visitador general de la CNDH, durante la presentación del documental 'Libertad de expresión. Periodismo en México'. Foto @CNDH