méxico | 03 de Mayo de 2017

Informe anual de actividades de UNICEF en México por parte de Cristian Skoog. Foto Marco Peláez

Por

Por 

Laura Poy Solano

Ciudad de México, 3 de mayo.- El representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), Christian Skoog, afirmó que hay avances en el combate a las brechas de bienestar que enfrentan niños y adolescentes mexicanos, pero advirtió que "falta hacer un mayor esfuerzo para transformar sus vidas", pues uno de cada dos menores vive en la pobreza, es decir, más de 21 millones, y enfrentan importantes desafíos en educación, salud y atención de la primera infancia.

En entrevista, luego de presentar el Informe Anual de Actividades de Unicef 2016, afirmó que uno de los principales focos rojos que enfrenta la niñez mexicana es la violencia, tanto en el hogar como en los espacios públicos. De acuerdo con datos difundidos en el informe, seis de cada 10 niños de uno a 14 años han experimentado algún método violento de disciplina infantil en su hogar, y destaca que en 2015 se registraron mil 57 homicidios de menores, lo que representa 2.8 homicidios cada día.

Skoog destacó que también se debe incrementar la inversión pública en la primera infancia, sector donde se tiene el menor porcentaje de presupuesto público, pues apenas representa 1.8 por ciento de los fondos con que cuenta el Estado, pese a que, advirtió, "es en esta etapa de la vida donde podemos sentar las bases de una salud y estimulación adecuada".

Recordó que en México aún hay 1.5 millones de niños menores de cinco con desnutrición crónica, al menos 4 millones de niños y adolescentes están fuera de las aulas y otros 600 mil podrían abandonar la escuela sino se aplican estrategias efectivas para retenerlos en el salón de clases.

Afirmó que como país "se cuenta con instituciones públicas muy fuertes y con leyes de avanzada en materia de derechos de la infancia, pero falta hacer un mayor esfuerzo", pues destacó que ante las condiciones de pobreza, inseguridad y falta de acceso a una educación y salud de calidad se necesita "seguir trabajando, pues aún existe una inequidad importante".