diputados federales | 03 de Abril de 2019

Castañeda destacó que la importancia de tener controles verídicos y certeros respecto a la migración. Foto Cortesía

Por

Por 

Redacción

Ciudad de México, 3 de abril.- El diputado federal Javier Castañeda Pomposo, se manifestó en favor del una reforma a los artículos 109 y 140 de la Ley de Migración para que cualquier servidor público del Instituto Nacional de Migración (INM) que viole los derechos humanos de los migrantes y dignidad de las personas esté sujeto a sanciones, como la inhabilitación temporal.

En su intervención en tribuna del recinto de San Lázaro, explicó que, además de lo mencionado, la reforma contempla ampliar los derechos de las personas que permanezcan en una estación migratoria, de acuerdo con lo previsto en otras leyes y no sólo con las disposiciones que ya establece la Secretaría de Gobernación.

Se procura cuidar y salvaguardar a mujeres y, muy especialmente, a los menores, que son los más vulnerables y pueden ser víctimas de trata.

La ley de migración, añadió, dispone que se considere como infracción grave la violación de los derechos humanos de los migrantes y se sancione con la destitución del servidor público asignado por el INM y también se le sancionará con inhabilitación temporal, de conformidad con lo que ya prevé la Ley General de Responsabilidades Administrativas para los funcionarios.

"Lo anterior debido a que la destitución del servidor público no es suficiente, dada la gravedad de faltas que tienen que ver directamente con la dignidad de personas y sus derechos humanos”, porque en nuestro país eso es inadmisible.

Cuando no se respetan los derechos humanos de los migrantes, añadió, el servidor público migratorio incurre en responsabilidad administrativa y se le debe sancionar con base a la gravedad de la conducta y el grado de su responsabilidad.

Castañeda destacó que la importancia de tener controles verídicos y certeros respecto a la migración que llega y se va de nuestro país, al que cada año llegan más de 500 mil migrantes, quienes cruzan para quedarse aquí o llegar a Estados Unidos, situación que no podemos soslayar, debido a que afecta una buena parte del desarrollo del país.