espectáculos | 03 de Abril de 2019

El Señor González y Francisco Barrios El Mastuerzo, integrantes de Botellita de Jerez Foto Cristina Rodríguez

Por

Por 

Ana Mónica Rodríguez / La Jornada

Ciudad de México, 3 de abril.- El silencio que predominaba en el funeral de Armando Vega-Gil, fue roto por la “exigencia” de algunos amigos y colegas del escritor, músico y compositor fallecido este lunes de que “se limpie su nombre, se devele la identidad de la parte acusadora y se haga justicia por la infamia” de una publicación sin pruebas.

Con la muerte de Vega-Gil, luego de la denuncia anónima en #MeTooMusicosMexicanos, también terminó la historia de la mítica banda Botellita de Jerez.

Antes de la medianoche de este lunes, en la funeraria de la colonia Roma donde se velaron los restos del músico, los integrantes de la banda de rock y su mánager, Paola Hernández, anunciaron el fin del grupo surgido en 1983.

Cada músico seguirá con sus proyectos personales. “Quizá hagan cosas juntos, pero nunca más como Botellita de Jerez”, sostuvo Hernández.

Francisco Barrios, El Mastuerzo, consternado y con la voz entrecortada, señaló: “se hará todo lo necesario para homenajear a nuestro carnal. Haremos un documento en el que expresáremos nuestro punto de vista sobre lo acontecido (...) Aprovecho para agradecer los mensajes de distintos compas, amigos y fans. Agradecemos a todos”.

Insistió en que la agrupación emitirá un comunicado en el lapso de una semana, “o bien ofrecerá una conferencia de prensa” tras digerir lo sucedido.

“Estamos consternados”

Este lunes, desde que se hizo pública la trágica noticia, Barrios no ocultó el dolor que le causó la muerte de su amigo: “estoy, más bien dicho, todos en la banda estamos más que consternados”.

En varias ocasiones, de forma amable sostuvo: “discúlpame, pero no me gustaría hablar del tema”.

En la funeraria, Ale Toledo, amiga cercana y colaboradora de Vega-Gil, dijo a los medios de comunicación: “si realmente están aquí por hacer bien las cosas, sólo les pido algo: ‘ayúdennos a que la página revele la identidad (de la acusadora) … él no era una persona violenta, es más, era muy raro que se enojara. Era todo amor y es lo único que queremos que salga (la verdad). El proyecto 19SMéxico que teníamos sigue porque él era altruista”.

Desde antes de las 7 de la noche de este lunes las cámaras de televisión y otros medios de comunicación se apostaron a las afueras de la funeraria, en la calle de Colima. Dentro, el ambiente era tenso, de tristeza, coraje y de deseo de aclarar los infundios hacia Vega-Gil, cuyo féretro fue colocado en la capilla después de las 11:30 de la noche. Cuando el cuerpo llegó, se ofreció un minuto de silencio; hubo aplausos ininterrumpidos, rezos “para que alcance la luz” y emotivas palabras de los asistentes, que no pudieron evitar las lágrimas frente al ataúd rodeado de numerosos arreglos con flores blancas y ante el retrato del músico.

En estado de shock habían llegado, de manera paulatina, los músicos y colegas roqueros, quienes caminaron pensativos por la sala, todavía sorprendidos por la trágica noticia. “Quiero digerir lo que ha pasado, porque esto tiene muchas aristas. No es fácil hablar de eso”, sostuvo uno de los cantantes.

Amigos cercanos del fallecido escritor lloraron inconsolables por la “injusta” partida de un hombre “bueno, amoroso y con luz”.

También llegaron al lugar promotores culturales, artistas de diversas disciplinas, periodistas, caricaturistas, escritores, fotógrafos y roqueros, como los integrantes de Santa Sabina; los caifanes Sabo Romo y Alfonso André, la cantante Cecilia Toussaint y Abulón, vocalista de Víctimas del Dr. Cerebro.

Las guardias de honor se fueron dando una tras otra. Los asistentes salían de la capilla para dar el paso a los grupos que permanecían en la antesala. Hacia las dos de la madrugada de este martes, los familiares decidieron cerrar el recinto para tener privacidad. Amigos y fans regresaron a despedirse del músico luego de las ocho de la mañana.

Hacia Los Cipreses

Antes de que el cortejo saliera rumbo al cementerio Los Cipreses, llegó a la funeraria Sergio Arau, quien reside en Los Ángeles, California, así como el inseparable compañero de Vega-Gil El Mastuerzo. Después arribaron El Señor González, Santiago Ojeda y Rubén Albarrán, de Café Tacvba.

Arau, quien tampoco quiso pronunciarse, unas horas antes publicó en un tuit: “Para #ArmandoVegaGil ausencia de concreto, de plomo, terciopelo. Se siente, se siente, tu ausencia está presente”, frase que acompañó con el video Se siente, con Los Heavy Mex.

Armando Cucurrucú Vega-Gil, escritor y fundador de Botellita de Jerez, fue sepultado entre aplausos, alrededor de las tres de la tarde en el cementerio ubicado en Naucalpan, estado de México.

Antes, se ofició una misa de cuerpo presente, como lo dispuso la madre del músico, Evelia Rueda, donde el compacto número de amigos, compañeros musicales y familia le dieron el último adiós.