méxico | 02 de Octubre de 2018

El secretario general, Martin Rafael Diaz sostuvo que fue una votación complicada pero al final del día lograron un acuerdo. Foto cortesía Aeroméxico

Por

Por 

Néstor Jiménez y César Arellano / La Jornada

Ciudad de México, 2 de octubre.- A mano alzada y sin llegar a una votación secreta en urna, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) llegó a un acuerdo con Aeroméxico sobre el incremento salarial y la revisión contractual y se conjuró la huelga de pilotos que estaba emplazada para iniciar el primer minuto de este miércoles.

El secretario general, Martín Rafael Díaz Covarrubias, sostuvo que fue una votación complicada pero al final del día lograron un acuerdo.

A pesar de ello, reconoció que la negociación no resolvió el conflicto entre los pilotos tipo “B” que trabó las negociaciones, ya que pedían mecanismos contractuales para subir a la categoría “A” al señalar que los pilotos con contrato “B” tienen salarios 40 por ciento inferiores. No obstante el gremio indicó que aceptaron el acuerdo para no afectar a los usuarios y a la aerolínea.

Este tema provocó que el resultado de la votación fuera cerrado y se resolvió con el aval del 60 por ciento aproximadamente a favor de la oferta de la empresa y conjurar de esta forma la huelga.

Los pilotos habían emplazado originalmente a un paro que daría inicio el primer minuto del lunes dentro de la revisión contractual y salarial que tienen con la empresa Aeroméxico. Sin embargo, el domingo por la noche, tras no llegar a un acuerdo, la Asamblea de ASPA acordó una prórroga por dos días más.

Luego de una sesión que duró más de cuatro horas en la asamblea general de la ASPA aceptaron el 5.15 por ciento de incremento salarial.

Mientras que la revisión contractual presentó alrededor de 45 cambios, principalmente para los pilotos tipo “B”, con el objetivo de que pueden obtener mayores ingresos y acercarlos al salario de los que están bajo contrato “A”.

Ante ello, dijo, la Asamblea que votó “de forma sabia y madura, sigue molesta pero deciden caminar por el camino de la tranquilidad”.

Durante la rueda de prensa agradecieron a su equipo de abogados, en especial, señalaron, a quien encabezó la negociación en su parte jurídica, Arturo Alcalde Justiniani, padre de la próxima secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde.

El secretario general del sindicato agradeció también a la intervención de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en las negociaciones.

Por su parte, Grupo Aeroméxico se congratuló de haber llegado a un acuerdo con ASPA para evitar la huelga y señaló que las operaciones y labores cotidianas continúan realizándose de manera regular.

"Aeroméxico está orgulloso de sus pilotos y de todos sus colaboradores, con quienes continuará trabajando para fortalecer su desarrollo".

Añadió que la empresa cuenta con el equipo de trabajo más profesional, el cual está comprometido para brindar el mejor servicio en beneficio de los usuarios.

Mientras que el secretario del Trabajo, Roberto Campa, celebró la negociación ente ASPA y Aeroméxico.

"Es una negociación muy importante para el país, para una industria que es fundamental. Nos da mucho gusto que haya concluido las pláticas de esta manera. Estamos muy satisfechos. Han sido días de mucha presión para los pasajeros que no sabían si iban a viajar, de mucha presión para las autoridades que hemos estado involucradas y de una enorme presión para estas dos organizaciones, empresa y sindicato que han trabajado muy duro cada quien en la defensa de sus intereses, y que finalmente llegaron a un acuerdo que resuelve este conflicto".

Añadió que los involucrados están revisando los últimos detalles de redacción para firmar el convenio.

"Si está listo lo firmaremos hoy si no mañana. Ya la votación está resuelta, ya está conjurada la huelga".

El secretario general de ASPA, Rafael Díaz Covarrubias. llegó a las instalaciones de la Secretaría del Trabajo después de las 22 horas. Recordó que el gremio cuenta con 2 mil 500 pilotos de quienes mil 100 trabajan en Aeroméxico.