Baja California | 02 de Octubre de 2018

En San Felipe, militares y marinos pusieron en marcha, de forma preventiva, los planes DN-III y Marina, respectivamente, para auxiliar a la población. Foto tomada de @LUISFELIPE_P

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 2 de octubre.- La Coordinación Nacional de Protección Civil emitió una Declaratoria de Emergencia para municipios de Ensenada y Mexicali, en respuesta a la petición del gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, para acceder a recursos financieros y atender las afectaciones que podrían causar las lluvias generadas por el huracán Rosa, que llegó a la entidad como tormenta tropical.

"Con esta acción se activan los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), informó la coordinación a través de un comunicado de prensa que publicó en su página oficial este lunes.

"A partir de esta Declaratoria, solicitada por el gobierno estatal, las autoridades contarán con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada", refirió. Vega de Lamadrid calculó que alrededor de 40 mil personas requerirían este apoyo.

En tanto, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) exhortó a la población de la península de Baja California y las costas de Sonora a "extremar precauciones y atender las recomendaciones de las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil".

Señaló que debido a lluvias podrían provocar "deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en sitios urbanos".

En su reporte de la medianoche del lunes reportó que habría oleajes de dos a cinco metros, así como rachas de viento superiores a 65 kilómetros por hora en Baja California, Sonora y el municipio de Mulegé, Baja California Sur.

"La zona de vigilancia se mantiene para la costa occidental, desde Punta Abreojos, Baja California Sur, hasta Cabo San Quintín, Baja California, y para la costa oriental, desde Bahía de los Ángeles hasta San Felipe, Baja California", informó la Conagua.

Por su parte, las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y la Marina pusieron en marcha, de forma preventiva, los planes DN-III-E y Marina, respectivamente, para apoyar a la población de San Felipe, que este lunes resintió inundaciones y el desbordamiento de un arroyo que obligó al desalojo de familias.