mundo | 02 de Septiembre de 2018

En su opinión, la entrada de un nuevo gobierno en nuestro país que se dice de izquierda parece prometedor para voltear a ver otros socios comerciales que vayan en tono con dichos ideales. Foto archivo

Por

Por 

Ana Langner / La Jornada
Ciudad de México, 2 de septiembre.- El efecto Trump, por los constantes ataques del presidente de Estados Unidos a México y su amenaza de salir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), modificó drásticamente la política exterior mexicana y obligó a nuestro país a concentrar esfuerzos en la renegociación del mecanismo comercial, coincidieron especialistas en temas internacionales.

En entrevista, Yoanna Shubich Green, coordinadora Académica de la Escuela de Relaciones Internacionales, de la Universidad Anáhuac, expresó que el presidente Enrique Peña Nieto heredó una imagen muy deteriorada de México en el mundo debido al impacto que dejó la guerra de Felipe Calderón contra el narcotráfico. Ello, motivó a que la política exterior estuviera ligada a lo económico para atraer inversión extranjera.

Sin embargo, el efecto Trump llegó y el gobierno de México se vio orillado a cambiar, expuso Shubich Green. Así, "quedó en retórica el acercamiento con América Latina".

Punto de quiebre

La desaparición de 43 jóvenes estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa y los niveles de inseguridad que se registran en el país, han sido un punto de quiebre para el gobierno actual. La imagen del país quedó lastimada, con la percepción de una nación muy violenta y corrupta.

Es por ello que las negociaciones comerciales entre México y Estados Unidos para llegar a un entendimiento comercial en torno al TLCAN, se concretaron de forma acelerada para que la administración federal pudiera cerrar con un punto positivo.

Por su parte, el asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), Adam Barra, observó que la política exterior actual tuvo una concentración en el norte, dejando atrás a los países de América Latina y el Caribe.

Expresó que los ataques del presidente Donald Trump contra México, empujaron al cuerpo diplomático a repensar la relación con América Latina. En su opinión, la entrada de un nuevo gobierno en nuestro país que se dice de izquierda parece prometedor para voltear a ver otros socios comerciales que vayan en tono con dichos ideales.

Por su parte, la especialista en temas migratorios, Natasha Uren, señaló que México debe dejar de apoyarse tanto en el vecino del norte.