Baja California | 02 de Agosto de 2019

Los gobernadores, electo y saliente, en reunión, con sus equipos de transición. Foto Cortesía

Por

Por 

Redacción

Mexicali, 2 de agosto.- Las reuniones de transición entre Jaime Bonilla Valdez y el actual gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid, se llevarán a cabo cada semana o cada 10 días, según fijaron la tarde de ayer en una reunión privada y transmitida por las redes sociales del gobernador electo.

“Kiko” Vega se comprometió a entregar toda la información de su gobierno, incluido el pago de jubilaciones y pensiones a maestros y burócratas, y destacó que esto es prioridad.

Vega de Lamadrid aseguró que el total a cubrir, durante el ejercicio 2019 asciende a 6 mil 300 millones de pesos, y detalló que hay personas que reciben entre 20 mil y 190 mil pesos al mes, situación que calificó como “insostenible”.

Bonilla Valdez invitó a “Kiko” a buscar una reunión conjunta con el titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma, y gestionar una solución. Vega dijo que la deuda asciende a 260 millones de pesos.

El gobernador electo exigió que sean fluidos los trabajos de transición, dado que falta movimiento en la transición de gobierno.

El actual gobernador conminó a Bonilla a seguir impulsando el punto de educación, en el que refirió, el Gobierno del Estado destinó más del 50 por ciento del presupuesto que recibió de la federación.

Jaime Bonilla respondió que la ruta a seguir será la de federalizar la educación, para que no dependa del Estado de Baja California.

Como parte de esta nueva época de comunicación de los Poderes Constitucionales, el gobernador electo presentó una propuesta a “Kiko” Vega para que se regrese al recinto parlamentario la figura del Informe de Gobierno.

Lo anterior, en un ejercicio en el que el jefe del Ejecutivo estatal tendrá la apertura de acudir a presentar su trabajo ante el Poder Legislativo, en un protocolo solemne, así como escuchar y dar respuesta a las voces de las distintas fracciones parlamentarias en un marco de respeto y entendimiento.

Esto, añadió, no significa el regreso del culto a la figura del gobernador del Estado, formato que el pueblo rechazó en el pasado, “al contrario se trata de un esquema de diálogo directo con quienes representan a los ciudadanos ante el Congreso del Estado”, lo que a Vega de Lamadrid le pareció una gran idea.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?