méxico | 02 de Agosto de 2019

La Fiscalía estatal aseguró que los agentes dispararon para repeler un ataque armado, en tanto el director del albergue Alberto Xicoténcatl Carrasco, en la imagen, afirmó que el migrante no portaba pistola. Foto @casadelmigrantesaltillo

Por

Por 

Leopoldo Ramos, Jesús Estrada y Emir Olivares / La Jornada
Saltillo, Coah., 2 de agosto. El hombre que fue asesinado a balazos cuando trataba de escapar con su hija de una redada de policías judiciales de Coahuila, no era de nacionalidad salvadoreña, como en primera instancia había informado la Casa del Migrante de Saltillo, sino de origen hondureño.
 
El migrante hondureño murió frente a su hija de 8 años cuando policías de la Agencia de Investigación Criminal de Coahuila, pertenecientes a la Fiscalía General del Estado (FGE), dispararon contra un grupo de al menos 10 centroamericanos que dejaron el albergue con la intención de tomar el ferrocarril para llegar a la frontera con Estados Unidos.
 
"Una decena de centroamericanos con niños y adolescentes salieron de la Casa del Migrante la noche del miércoles pasado (31 de julio), a esperar el tren que va hacia la frontera con EEUU, en una estación a un kilómetro y medio del refugio, donde encontraron a más migrantes, cuando alrededor de la 8.00 de la noche llegó un operativo", relató el responsable de la institución, creada hace 16 años. 
 
“Tiraron a matar (…) eran familias de migrantes, iban caminando, otros ya esperaban el tren y al escuchar los balazos se dispersaron; algunos encontraron refugio en casas de vecinos”, aseguró el director de albergue Alberto Xicoténcatl Carrasco, quien detalló que el ataque ocurrió antes de las 21 horas del miércoles en calles de la colonia 5 de Mayo, al sur de Saltillo.
 
Afirmó que una mujer dejó a su hijo de tres años en una tienda para ponerlo a salvo de los disparos, pero se desconoce el destino de la madre; el menor fue resguardado por la Procuraduría de los Niños, Niñas y de la Familia.
 
Descartó que los extranjeros estuvieran armados, pues antes de entrar al refugio se les revisa para evitar que porten armas. Lo único que se les permite es una pequeña navaja que usan para abrir las latas de comida. Alguien que tiene para comprar una pistola, no usa el ferrocarril para trasladarse a la frontera.
 
Denunció que la persecución de migrantes en México ha llegado a un extremo insostenible y exigió alto a la crueldad institucional que está cobrando vidas, dejando en orfandad a niños y niñas, separación familiar y un sinfín de sufrimientos provocados por el Estado mexicano y sus instituciones.
 
Versión oficial
 
Por su parte, el titular de la FGE, Gerardo Márquez Guevara, dio su versión de lo sucedido y dijo que policías de la Agencia de Investigación Criminal investigaban el tráfico de drogas al menudeo en la colonia 5 de Mayo y fueron agredidos a disparos por personas que después se habrían confundido entre los migrantes.
 
“Todavía no se determina que sea propiamente la persona que pierde la vida quien disparó a los agentes; en el lugar se encontró una pistola tipo escuadra.
 
Las investigaciones están en curso. Son seis agentes de Investigación Criminal involucrados; no están detenidos, están a disposición de la comandancia general”, expuso.
 
Hace unos días, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos solicitó a las autoridades de Coahuila la emisión de medidas cautelares en favor de personal y centroamericanos alojados en la Casa del Migrante de Saltillo, donde el sábado 20 de julio, fuerzas federales trataron de irrumpir en sus instalaciones para revisar la situación migratoria de extranjeros. Asimismo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos manifestó la semana pasada su preocupación por operativos policiales contra ese albergue de Saltillo.
 
En tanto, el Consulado de Guatemala en Del Río, Texas, informó que Vilma Mendoza, migrante de 20 años, originaria de Baja Verapaz, Guatemala, murió ahogada en un canal de riego aledaño al Río Bravo, en su intento por cruzar por segunda vez la frontera hacia Estados Unidos.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?