Baja California | 02 de Agosto de 2017

Tres o cuatro minutos transcurrieron desde que los homicidas entraron al bar y le dispararon a Luciano, confirmó el Ministerio Público. Foto tomada de Facebook

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana, 2 de agosto.- Fue calificada por la juez Cynthia Monique Estrada Burciaga la detención de Alfredo “N”, el taxista -en cuyo vehículo se encontró un arma- presuntamente implicado en el asesinato del periodista de CNR Noticias Luciano Rivera ocurrido en un bar de Playas de Rosarito.

Al inicio de la audiencia el abogado de oficio del detenido solicitó que la sesión se llevara a puerta cerrada bajo el argumento que una publicación de La Jornada Baja California y otro medio de comunicación revelaba o filtraba datos personales de su defendido que generaron una percepción negativa sobre su persona, además que eso podía afectar el esclarecimiento de los hechos y la presunción de inocencia.

La petición fue rechazada por la jueza al considerar que no eran argumentos válidos en favor de la transparencia, de la libertad que tiene la prensa y la ciudadanía en conocer estos casos. En su momento, el detenido se negó a dar alguna declaración por el momento.

Basado en las declaraciones de un testigo, el agente del Ministerio Público relató lo ocurrido la madrugada del lunes en las que refiere cómo cinco personas entre las que se encontraba Alfredo “N” ingresaron al bar “La Antigua” y se sentaron cerca de donde estaba el periodista.

Señaló que momentos después Luciano Rivera se dirigió al baño y tres de los individuos lo siguieron mientras que los otros dos se quedaron afuera en espera, el taxista en una actitud vigilante.

Cuando el periodista regresó del baño uno de los sujetos sacó el arma de fuego y le disparó en la cabeza, inmediatamente después salieron apresurados y abordaron el taxi. 

El Ministerio Público explicó que desde la llegada de los sujetos al bar, el asesinato y su escape transcurrieron entre tres y cuatro minutos, confirmado lo publicado por La Jornada Baja California.

En ningún momento se hace referencia a una discusión, pleito o al hecho de que dos mujeres fueran acosadas o agredidas por los individuos, como fue informado por la autoridad, ni indica que Luciano salió en defensa de ellas y que fuera la causa de su crimen.

Al final la jueza concedió al Ministerio Público la solicitud de prisión preventiva como medida cautelar, por lo que deberá seguir su proceso recluido en la Penitenciaría de Tijuana.

La próxima audiencia se llevará a cabo el domingo 6 del presente a las 10 de la mañana. La jueza solicitó la presencia de la esposa del periodista rosaritense.