cultura | 02 de Julio de 2019

La Sociedad de Historia de Tijuana rindió un homenaje a Enrique Bordes Mangel, revolucionario, pensador, orador, diplomático y servidor público de la ciudad. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Ángel Ramírez
Tijuana, 2 de julio.- En el marco de los festejos del 130 aniversario de Tijuana, la Sociedad de Historia de Tijuana rindió un homenaje a Enrique Bordes Mangel, revolucionario, pensador, orador, diplomático y servidor público de la ciudad, en la tumba donde descansan sus restos en el Panteón Municipal #1.

Dentro de la tumba de Bordes Mangel, su nieta, la actriz Diana Bracho, colocó las cenizas de su madre, Diana Bordes Mangel Cervantes, quien fuera hija de Enrique Bordes y fallecida el año pasado.

"Mi madre quien vivió muchos años aquí me pidió que, al morir, fuera enterrada junto a su padre y aquí estamos cumpliendo con su deseo" compartió Diana Bracho.  

 

Hasta hace poco la actriz desconocía la historia de su abuelo, quien participó en la revolución mexicana de 1910 y quien redactó el Plan de San Luis, donde se invitaba al pueblo a levantarse en armas considerando agotados todos los recursos legales, desconocer la reelección de Porfirio Díaz, anular las elecciones y convocar a nuevos comicios.  

Ante este hecho, Diana Bracho reconoció que "no es una carga, más bien es un orgullo portar el apellido Bordes como lo es también portar el apellido y la historia de mi padre el director, Julio Bracho".  

En el acto conmemorativo estuvieron presentes el presidente de la Sociedad de Historia de Tijuana, Mario Córdova Torres, el historiador José Gabriel Rivera Delgado, quien escribió el libro titulado "Enrique Borges Mangel, un ilustre revolucionario olvidado en Tijuana" y Sofía Palafox, en representación del alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?