méxico | 02 de Julio de 2015

En Coahuila también reportaron ayer desabasto de gasolina y diesel, por lo que algunos negocios que venden este producto tuvieron que cerrar. Foto Homero Aguirre

Por

Por 

Claudio Bañuelos y Javier Santos, La Jornada

Ciudad de México, 2 de julio.- Algunas ciudades de Aguascalientes y Jalisco reportaron desabasto de gasolina, luego de que se diera a conocer ayer que la misma problemática presentan regiones de Chihuahua, Coahuila y Nuevo León.

Las cinco estaciones de servicio de gasolina del municipio de Calvillo se quedaron sin combustible desde las 23:00 horas del miércoles, informó Jesús López López, presidente de la Asociación de Gasolineros de Aguascalientes.

Agregó que en 40 por ciento de las gasolineras del estado (alrededor 240) no hay gasolina de la Premium y en una de cada seis no hay Diesel. Indicó que la última gasolinera que contó con combustible fue la de la comunidad de Jaltiche, que tuvo filas de vehículos de casi un kilómetro.

Por su parte, Roque Rodríguez Flores, vocero del ayuntamiento, informó que por instrucciones de la presidencia municipal se ordenó que se racione el combustible y que se de prioridad a las patrullas y vehículos de emergencia.

Agregaron que la falta de combustible en Calvillo se debe también a que en días recientes conductores de los municipios de Jalpa, Apozol y Juchipila acudieron a Calvillo a llenar sus vehículos, luego de que en esos municipios también sufren de desabasto de combustible. Se espera que pasadas las 15:00 horas de este jueves, al menos una de las cinco estaciones cuente con gasolina.

Por su parte, en la zona metropolitana de Guadalajara prevalece desde hace varios días el desabasto de combustible, reconoció el gobierno estatal.

El secretario de gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, admitió, a través de un comunicado, la falta de combustible.

Señaló que se comunicó con José Guadalupe Reyna, subgerente de ventas regional de occidente, quien le manifestó que el suministro empezará a regularizarse a partir de mañana viernes, “que el desabasto se cubrirá en la importación de combustible, para así atender la demanda”.

López Lara afirmó que “estarán al pendiente para que el suministro no afecte las actividades de los jaliscienses, y se regularice al cien por ciento el abasto de los combustibles”.

Pemex apuntó que el problema se debe a tomas clandestinas en los ductos Brownsville-Cadereyta y Madero-Cadereyta, y prometió regularizar el suministro "en los próximos días".