méxico | 02 de Julio de 2015

La CNDH indica que en el caso Tlatlaya hay “violaciones graves a derechos humanos” que lastiman a la sociedad y no deben repetirse.
La CNDH indica que en el caso Tlatlaya hay “violaciones graves a derechos humanos” que lastiman a la sociedad y no deben repetirse. Foto La Jornada

Por

Por 

Israel Dávila, La Jornada

Ciudad de México, 2 de julio.- Un juez de control del distrito judicial de Toluca, concedió la libertad bajo las reservas de ley a los cuatro policías ministeriales acusados de haber torturado a tres mujeres que fueron testigos presenciales de la matanza de 22 personas en una bodega de San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, el 30 de junio del año pasado.

Asimismo, el juez negó las órdenes de aprehensión en contra de otros tres policías ministerales acusados de tortura por la Fiscalía para Atender Delitos cometidos por los servidores Públicos de la Procuraduría mexiquense, ya que consideró que no se aportaron elementos suficientes para presumir su responsabilidad en los hechos.

Los cuatro ministeriales tuvieron que pagar 60 mil pesos cada uno para que esta madrugada recuperaran su libertad, tras estar recluidos en el penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, menos de 48 horas.

Este viernes se determinará si son vinculados a juicio o no por el delito de tortura, cuya pena máxima en el estado es de doce años de prisión.