Baja California | 02 de Junio de 2017

Escena de uno de los más de 600 homicidios cometidos en Tijuana. Foto Margarito Martínez

Por

Por 

Mireya Cuéllar

Tijuana, 2 de junio.- La muerte de dos menores de edad en ataques armados del crimen organizado son muy lamentables “pero no podemos perder el contexto en que estos actos se realizan; los padres, la mamá o el papá, los tíos están inmersos en la dinámica de la irresponsabilidad social”, señaló ayer el alcalde, Juan Manuel Gastélum, para quien los tijuanenses “estamos perdiendo el control de la ciudad”.

Apuntó que los grupos que pugnan por la ciudad están llegando a extremos de violencia “que están rompiendo barreras”, pero también las familias aportan a la situación porque “el entorno social en que estas personas se desenvuelven y tienen ahí a los menores es consecuencia de un mal hacer”.

“¿Y qué estamos haciendo nosotros? (la autoridad); yo más que eso preguntaría ¿nosotros como ciudadanos qué estamos haciendo? Estamos perdiendo el control de nuestra ciudad, ¿qué hacemos a diario, como ciudadanos, para que no siga esta dinámica. No es un tema fácil. ¡Por favor no vayan a creer que estoy justificando para nada!”, explicó el alcalde durante una rueda de prensa improvisada que ofreció ayer en la explanada de la presidencia municipal.

Hizo un llamado a la sociedad tijuanense a que denuncie porque mientras no colabore la sociedad “no habrá cuerpo policiaco que pueda prevenir estos eventos”. A pregunta expresa sobre la posibilidad de remover a quienes dirigen la seguridad pública en Tijuana, dijo que destituir a Marco Sotomayor, secretario de Seguridad Pública Municipal, sería “no ir a fondo de las cosas. Las cosas no se resuelven con más armas o más patrullas, es con más acción de nuestra sociedad que tiene que inmiscuirse, no le podemos dejar todo a la autoridad. Cuando una persona está decidida a delinquir lo hace aunque tenga un policía enfrente”.

También aludió a las desventajas del nuevo sistema de justicia penal, que sacó de la cárcel a 5 mil personas “que no sabemos dónde están” y que no considera el narcomenudeo y la portación de armas de grueso calibre un delito grave y quien anda en la calle con un AK 47 y es detenido termina otra vez en la calle porque los jueces los dejan en libertad. “necesitamos que el poder judicial sea más socialmente responsable”. 

La Procuraduría de Justicia del Estado ha dicho que la muerte de los menores es responsabilidad de los padres porque, en el caso de un niño de 7 años que falleció durante un ataque a su vivienda, el papá vendía droga en el mismo domicilio y el atentado era contra él; mientras que la niña de 5 años murió cuando el vehículo en el que viajaba con sus padres fue rafagueado. El padrastro de esta pequeña había estado un año en la cárcel por vender droga al menudeo y el 1 de mayo pasado sufrió un atentado. De los mil 500 detenidos ligados al narcomenudeo y a la portación de armas en lo que va de la administración municipal, solo cinco recibieron prisión preventiva. Son los datos de las autoridades estatales.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?