Chihuahua | 02 de Marzo de 2019

“No va a haber represalias, Chihuahua no se va a desatender porque el gobernador critique al Presidente”, dijo durante el anuncio de programas para el bienestar. Foto Alma E. Muñoz / La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz / La Jornada

Chihuahua, Chih., 2 de marzo.- Ante intermitentes muestras de repudio ciudadano para el gobernador Javier Corral en el anuncio de programas y tandas para el bienestar en la Plaza del Ángel, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió respeto a las autoridades legítimas, surgidas de procesos democráticos. “Merecen más respeto los opositores que los abyectos, que quede eso muy claro”, subrayó.

Después de que Corral fue objeto de abucheos y rechiflas desde antes de que iniciara la asamblea -a la que acudieron más de 10 mil personas, según los organizadores-, por lo cual ni siquiera dio discurso de bienvenida como se acostumbra, López Obrador dijo que se pueden tener diferencias “porque eso es la democracia, es pluralidad, no es pensamiento único.

“Si Javier Corral hace un cuestionamiento al Presidente o al gobierno federal está en su derecho a disentir y se le va a respetar siempre”, señaló. El panista impulsa la conformación de un grupo de contrapeso.

Debemos buscar la unidad, insistió el mandatario federal. “La cuarta transformación también tiene que ser para la reconciliación nacional. Nada de pleitos, tenemos que unirnos, ya pasó la campaña. Los partidos, como su nombre lo indica, son una parte, el gobierno es de todos. Por eso tenemos que respetar a todas las autoridades -dijo mientras prevalecieron las muestras de rechazo para Corral.

“No solo porque así está en la Biblia, los religiosos saben a lo que me refiero, también los laicos, los libres pensadores, respetar a los autoridades, sobre todo si son autoridades legítimas, surgidas de procesos democráticos. Cuando elige el pueblo, se tiene que respetar a la autoridad. Por eso nuestro respeto absoluto, sin condiciones, al gobernador de Chihuahua”, expresó, lo que dividió a los asistentes, pues mientras unos aplaudieron, otros abuchearon.

Afirmó que “no va a haber represalias, Chihuahua no se va a desatender porque el gobernador critique al Presidente”. Recordó que él estuvo luchando mucho tiempo como opositor “y nos hacían muchas cochinadas, y no, ahora que ya llegamos, no vamos a actuar. No, no somos iguales, no somos lo mismo. Nada de odio, nada de rencores, tenemos que unirnos todos”.

El repudio para el gobernador panista se dio desde que arribó a la plaza, acompañando al Presidente desde el aeropuerto. ¡Fuera Corral, fuera Corral”, y consignas como: “Corral decía que todo cambiaría, mentira, mentira, la misma porquería”.