cultura | 02 de Marzo de 2015

El grupo de rap maya, Jared, durante su presentación en la Gala Regional Maya
El grupo de rap maya, Jared, durante su presentación en la Gala Regional Maya Foto Notimex

Por

Por 

Notimex

Valladolid, Yucatán, 2 de marzo.- Unidos por su gusto musical pero también por su interés en preservar la lengua y cultura maya, llevando a la juventud un mensaje positivo que la aliente a vivir mejor, Carlos Iván Yah Tziu, Roy Elisur Góngora Magaña y Adrián Jesús Pérez May, crearon el grupo Jared de rap en lengua maya.

Cantautores, productores musicales y promotores de sus propios espectáculos, los chicos de 15, 18 y 22 años de edad se presentaron la víspera en el escenario de la Gala Regional Maya (28 feb-1 mar) para deleitar a decenas de jóvenes, quienes escucharon atentos su música fresca y contagiosa, y se contonearon al ritmo de sus mensajes que llaman a la reflexión.

Adrián es el iniciador del grupo y cuenta que fue a hace más de siete años que comenzó cantando con pistas, acababa de ingresar al Colegio de Bachilleres y su amor por la música lo llevó a formar su primer grupo, un dueto al lado de Carlos, con quien empezó a componer.

Hace unos dos años se decidieron por el rap en lengua maya, primero porque es un género que les gusta y que han visto que no pasa de moda, y en maya, porque desean transmitir a los jóvenes su convicción de que no deben avergonzarse de su lengua materna, sino presumirla con orgullo.

Además, dice, es un género que les permite llegar a un amplio número de chicos, de entre los 15 y los 25 años de edad, a quienes más que aconsejar desean compartir sus vivencias.

“Les decimos qué nos pasa y cómo lo vemos, esperando que no repitan nuestros errores, o que al menos reflexionen en torno a ello, para tener una mejor calidad de vida”, comenta Pérez May, quien con 22 años de edad, estudia para convertirse en chef.

“No es que no creamos en nuestra música, advierte, pero sabemos que no podemos vivir de ella como tal, nos apasiona y queremos seguir haciéndola pero a la par tenemos aspiraciones profesionales en otros ámbitos”, dice convencido.

Carlos, por su parte, tiene 18 años y estudia mecánica automotriz, y tampoco se mira dentro de la música, rodeado de fama y dinero; la idea de hacer música, comparte, es desarrollarse en algo que les mueve; divertirse y al mismo tiempo aportar un granito de arena en la preservación de su cultura.

Y es que para él es muy importante que se siga hablando maya en su comunidad, que no se rompa ese vínculo con su cultura ancestral, que en los hogares de la Península yucateca se siga hablando el maya, como lo hacen en su casa, donde, lamenta, cada vez se pierde más esa formación.

El más joven de los tres es Elisur, con apenas unos meses en el grupo; tiene 15 años, estudia la secundaria y es guitarrista y compositor, además, es el único que por ahora sí piensa en la música como una carrera de la que quiere sobrevivir.

También está convencido de la necesidad de defender su cultura y cree que la música que hacen, entre la que se cuentan temas contra la violencia hacia las mujeres, los ayudará a hacer su contribución.

Agradecidos con el apoyo que han recibido, los chicos invitan a la gente a que conozcan en “YouTube” su disco “Concientizándome y haciendo historia”, un material que busca ser una motivación “para que se pregunten porque hacer lo malo si puedes hacer lo bueno”.

Oriundos de Peto, Yucatán, para los tres jóvenes músicos, compositores y cantantes quienes han representado a su estado en el Indemaya, su interés primordial es que los jóvenes como ellos no se avergüencen de su lengua, que se sientan orgullosos de su herencia cultural y que no se rindan en la búsqueda de sus sueños.

Jared fue invitado a unirse al elenco de esta Gala Regional por la Identidad que reúne artistas de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, bajo los auspicios de la Cruzada Nacional contra el Hambre de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y del Programa México, Cultura para la Armonía, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), a través de su Dirección General de Culturas Populares.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: