cultura | 02 de Enero de 2019

Funeral del escritor Amos Oz quien murió a los 79 años tras una pelea contra el cáncer Foto Captura de video

Por

Por 

Redacción

Tel Aviv, 2 de enero.- Este lunes el movimiento por la paz en Israel dio el último adiós a uno de sus iconos, el escritor Amos Oz, en un encuentro memorial simple que intentó restaurar la esperanza en un clima político que está orientándose hacia la derecha.  

Oz fue un icono para la izquierda moderada de Israel, por ser un defensor de la paz con los palestinos.  

El centro cultural Tzavia en Tel Aviv estuvo abarrotado por cientos de admiradores, políticos liberales, actores de teatro y otras figuras de la cultura local, quienes se dieron cita en el lugar para rendir homenaje al escritor israelí.  

A lo largo de su carrera, el escritor publicó 35 libros, incluyendo 13 novelas, relatos infantiles y colecciones de cuentos cortos, además de cientos de artículos sobre literatura.  

Murió a los 79 años tras pelear una dura batalla contra el cáncer.

“Amos Oz fue mucho más que un escritor talentoso”, comentó el líder opositor Tzipi Livni.

“Tenía una visión del mundo y la expresaba, y era muy valiente al hacerlo”, añadió.  

Oz fue uno de los fundadores de Paz Ahora, organización de izquierda que se opone a los asentamientos de Israel en Cisjordania, siendo una voz protagonista en la iniciativa de Ginebra en 2003, plan de paz extraoficial que involucraba líderes palestinos e israelís.  

El líder del bloque árabe en el parlamento aseguró que Oz “fue un verdadero intelectual que ofreció una voz clara y lúcida por la paz y la igualdad. Sus modos triunfarán”.  

“Nuestro trabajo, particularmente en estos tiempos difíciles, es expresar una posición clara de que una persona es una persona, sin importar que sea árabe o judía, y que acá esto puede cambiar con una verdadera igualdad entre árabes y judíos”, prosiguió.  

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, dijo, “precisamente porque tus obras no eran menos humanistas y universales que personales e íntimas, contaste nuestra historia mucho más allá de las fronteras de nuestra pequeña Israel...tú, Amos, no sólo nunca temiste ser parte de la minoría, no tuviste miedo de ser llamado ‘traidor’. De hecho, veías el término como una medalla de honor.”