Baja California | 01 de Noviembre de 2017

La Gaceta Ecológica de la Semarnat publicó en septiembre la puesta a consideración de la obra por parte del gobierno estatal y la empresa Urbaca, dos meses después de que el Ejecutivo anunció su cancelación. Foto Luis Arellano / archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Mireya Cuélllar

Tijuana, 1 de noviembre.- El pasado 27 de septiembre –dos meses después de que el propio gobernador Francisco Vega de Lamadrid anunció su cancelación-, la administración estatal y la empresa Urbanización y Riego de Baja California (Urbaca) S.A. de C.V. solicitaron nuevamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que les autorice la construcción del acueducto Villa Hermosa-Valle de Mexicali de 47.5 kilómetros para abastecer de líquido a la cervecera que la trasnacional Constellation Brands construye en Mexicali.

La obra, que provoca rechazo social porque entre otras cosas implica que el gobierno destinará alrededor de 500 millones de pesos de los impuestos para construirle un acueducto a una empresa particular, también ha puesto en duda la versión oficial de que Baja California no tiene agua para abastecer la zona costa (Tijuana y Playas de Rosarito), y por lo tanto se debe construir una desaladora -la más grande de Latinoamérica- que comprometerá las finanzas estatales para los próximos 37 años.

Y es que el agua para hacer 5 millones de hectolitros anuales de cerveza (en una primera etapa) para exportar cerveza “mexicana” al mercado californiano será sustraída de los pozos del valle agrícola de Mexicali, aunque los agricultores que se sienten afectados presentaron ya un amparo que procedió en marzo pasado.

La Gaceta Ecológica de la Semarat, el órgano oficial de esa dependencia dedicado a publicar el ingreso de proyectos y la evaluación de impacto ambiental que de ellos hace, incluyó en su número del 28 de septiembre pasado la puesta a consideración, nuevamente, del proyecto de acueducto para Constellation, que a la letra dice:

“Elementos que integran el proyecto: El proyecto consiste en la ejecución y construcción del acueducto Villa Hermosa-Valle de Mexicali; estará conformado con tubería de PVC y de hierro dúctil de 36 pulgadas de diámetro nominal y 47,573 metros de longitud el cual estará conectado a la línea de alimentación de agua de pozos aproximadamente en las coordenadas de latitud norte 32° 38 43.5745" y longitud oeste 114° 59 13.7225".

Además, se instalarán dos tanques de almacenamiento de agua de 800 metros cúbicos de capacidad cada uno (de vidrio fusionado), y una caseta de vigilancia, todo ello en el llamado lote No. 52, ubicado en la zona noreste del Valle de Mexicali. La fuente de abastecimiento será a través de agua subterránea, extraída del acuífero del Valle Agrícola del Municipio de Mexicali, específicamente de la zona noreste de dicho valle, en los terrenos del ejido Villahermosa del distrito de riego número 14.

“La extracción proyectada es de 526 litros por segundo (LPS), es decir, 15 millones de metros cúbicos al año. El acueducto tendrá como finalidad el almacenar en los tanques de vidrio fusionado agua, garantizando de esta manera el abastecimiento de agua las 24 horas del día, que corresponde a la continuidad de operación de la planta de la Compañía Cervecera Baja California S. de R.L. de C.V. (nombre que le asignó Constellation), en caso de una falla de suministro de energía en la zona de pozos.

“Posteriormente el agua será conducida por medio del acueducto a gravedad hasta el predio de La Compañía  Cervecera B.C., S. de R.L de C.V el cual se instalará una válvula para su entrega final a la empresa cervecera. La superficie total requerida para la etapa de construcción de 583,376 metros cuadrados.

“Para la etapa de operación la superficie requerida seria de 572,763 metros cuadrados. El acueducto estará alojado principalmente en el DDV de la carretera estatal No. 8 de Mexicali-algodones…”

El gobernador anunció la supuesta cancelación de este proyecto el 19 de julio de 2017 en una rueda de prensa, cuando también dijo que era “un tema federal; nosotros no administramos agua ni cuotas”.