méxico | 01 de Octubre de 2018

La incorporación de Canadá era fundamental “porque queríamos ver a Norte América como una región”. Foto Yazmín Ortega Cortés / Archivo

Por

Por 

Redacción | La Jornada
Ciudad de México, 1 de octubre.- Tras concretarse el acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, el presidente Enrique Peña Nieto será quien firme el tratado y después, quizá el año que entra, el Senado lo ratifique, sostuvo en un mensaje el canciller Luis Videgaray, durante la visita que realiza en España.

La incorporación de Canadá era fundamental “porque queríamos ver a Norte América como una región, porque tenemos una relación cercana y de confianza con Canadá. Nuestra relación económica es importante. Pero sobre todo por la competitividad que implica para la región el tener las mismas reglas, en ese sentido es algo que nos llena de alegría, estamos muy entusiasmados”, agregó.

Explicó que la llamada cláusula de muerte súbita que había propuesto el gobierno de los Estados Unidos fue eliminada, en cambio se estableció un mecanismo de revisión “bastante constructivo”. Añadió que esa cláusula prácticamente en 5 años eliminaba la naturaleza del acuerdo y los beneficios de certidumbre.

Este “no solamente es un acuerdo de comercio, es un acuerdo de inversión que debe de generarse con las reglas del juego, en ese sentido creo que los mecanismos de revisión y de función que está previsto son un mecanismo virtuoso porque genera que las partes se actualicen permanentemente el acuerdo pero que elimina esta cosa de incertidumbre que se pretendía”.

Se dijo satisfecho y orgulloso, “no sólo de trabajar en el equipo del Presidente Enrique Peña Nieto que ha formado parte de esta negociación, también contento de haber hecho un solo equipo con los representantes del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, en el interés de México”.

Consideró “muy notable como México cerró filas frente a Canadá, frente a Estados Unidos y a final de cuentas se lograr un objetivo bueno para la región y finalmente muy bueno para México”.

Recordó que fue un proceso “muy intenso de negociación y de diálogo, lo vimos de manera muy cercana".