Baja California | 01 de Septiembre de 2015

De visita en Tijuana, el padre Alejandro Solalinde encabezó la conferencia "La vulnerabilidad de los migrantes en México". Foto Gabriela Martínez

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 1 de septiembre.-  El Estado mexicano “no tiene piedad” con los migrantes; tantos las instituciones gubernamentales como el crimen organizado violan los derechos de centroamericanos y mexicanos que intentan cruzar las fronteras para llegar hacia Estados Unidos, advirtió el padre Alejandro Solalinde, en su visita a Tijuana.

Durante su conferencia en el Colegio de la Frontera Norte (Colef), el párroco acusó a las autoridades de los tres órdenes de gobierno de ser cómplices de grupos criminales que utilizan a los migrantes como mercancía, ya sea para traficar con droga durante su trayecto, para convertirlos en víctimas de trata o traficar sus órganos.

Solalinde, quien también es director del albergue “Hermanos en el Camino”, señaló que durante su recorrido por el país ha recabado testimonios de migrantes, quienes denunciaron a personal del Instituto Nacional de Migración (INM) de extorsiones, abusos sexuales y agresiones en su contra, cuando son trasladados a los centros migratorios de esa institución.

“¿Dónde va a parar la vulnerabilidad, si en sus lugares de origen no tienen una respuesta? ¿Cómo, si el gobierno de México, en cuanto a políticas migratorias no tiene piedad? Dice que defiende los derechos humanos, y sí, en los foros internacionales firma todo, pero en lo operativo es un desastre", sentenció.

Además, cuestionó el trabajo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al trabajar de manera institucionalizada, exigió la intervención no sólo de ese organismo sino de las asociaciones civiles que trabajan con indocumentados, para apoyarlos y canalizarlos con las autoridades para que denuncien las violaciones de las que son objeto.

Para el activista, el Estado ha abandonado a los migrantes mexicanos y se han convertido en el verdugo de los centroamericanos, impulsando una política punitiva como la que mantiene Estados Unidos. Dentro de las denuncias que ha recibido, dijo, algunos consulados de países como Guatemala y Honduras acusan de discriminación al gobierno de México.

“Claro, ese trabajo prácticamente entorpece la ayuda consular que supuestamente se debe brindar a nuestros hermanos migrantes, tanto mexicanos como centroamericanos; el Consulado Mexicano se ha encargado de hacerles saber quién es quién, con su deprecio, porque el gobierno de este país trabaja como si su patrón fuera el gobierno estadounidense”, lamentó.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: