Baja California | 01 de Septiembre de 2015

Un mapa elaborado por la Conagua muestra las anomalías en la temperatura superficial del mar.
Un mapa elaborado por la Conagua muestra las anomalías en la temperatura superficial del mar. Foto cortesía Conagua

Por

Por 

Javier Cruz

Ensenada, 1 de septiembre.- El Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) confirmó que a partir de otoño de este año El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) aumentará a intensidad “fuerte” y existe 95 por ciento de posibilidades que esa condición se mantenga hasta finales del primer trimestre de 2016.

En el último boletín de alerta del fenómeno meteorológico, con fecha 28 de agosto, la institución federal confirmó que si bien en la región Pacífico Ecuatorial Americano del planeta se registró un leve descenso en la temperatura del océano, en las regiones centrales de Centroamérica y sur de México se identificó un aumento de dos grados en la temperatura superficial del mar.

El documento, elaborado por los maestros en ciencias José Luis Rodríguez Solís y Julio Martínez Sánchez, así como por la maestra en ciencias Brisia Espinoza Tamarindo que tuvo a su cargo la revisión del reporte técnico, mantuvo la intensidad “moderada” para ENOS.

Esta calificación se dio porque los valores de Temperatura Superficial del Mar (TSM) en el océano Pacífico Central se han encontrado alrededor de 1.0 grados centígrados o más por arriba del promedio.

“En las regiones cercanas frente a las costas de Sudamérica la temperatura ha disminuido en comparación con semanas anteriores; sin embargo, en las regiones centrales del Pacífico (región Niño 3 y Niño 3.4) se han observado importantes incrementos de TSM, que han alcanzado 2 grados centígrados por arriba del promedio, principalmente la última semana”, detalla el estudio.

Revela que en el Pacífico Occidental continúan valores de TSM mayores a 29 grados centígrados.

“Desde mediados de junio pasado los vientos en niveles bajos (850mb) a lo largo de casi todo el Pacífico Ecuatorial han permanecido con componente oeste, favoreciendo la presencia de 'El Niño'”, revela.

A continuación, el reporte identifica los posibles impactos del ENOS, acotando que si bien “El Niño” no es el único sistema oceánico–atmosférico que maneja el clima, es uno de los más importantes a escala global, por lo que sirve para realizar los “escenarios” de precipitación, tomando en cuenta su intensidad (débil, moderado y fuerte), clasificación realizada con base en el Oceanic Niño Index (ONI).

Detalla que derivado de estos resultados y solo tomando en cuenta estos escenarios, se puede decir que en los meses de otoño se han observado eventos moderados que la precipitación es mayor al promedio en regiones del centro del país, noreste y parte de la península de Yucatán, y por abajo del promedio en el noroeste, norte del litoral del Golfo de México y la Península de Baja California.

Para cuando “El Niño” se ha presentado con una intensidad fuerte en este mismo periodo, la precipitación ha sido por debajo de la media en gran parte del país, exceptuando algunas regiones del norte y noroeste del territorio nacional, así como algunas regiones del sureste y sur y la península de Yucatán y Baja California.

“Sin embargo, se debe recalcar que lo anterior solo son escenarios basados en las observaciones de los eventos mencionados”.

Sondeo

La fracción de Morena quiere legislar para despenalizar el aborto en BC, ¿está usted a favor o en contra?